jeudi, décembre 23, 2010

Veynte y tres de diziembre de MCCXXXXIIII: "Mensaje navideño de la propietaria de este blog"

Ayer, oficialmente, hizo su entrada el invierno. En la tele avisaron de que el tiempo iba a empeorar porque venía una borrasca del sur que traería lluvias (...). Curiosamente, ya había lluvias, cuando no hubo fue ayer. Hizo un día mucho más cálido y seco que todos los anteriores juntos. Curioso con saña. Eso sí, hoy se ha reportado y han vuelto la lluvia y el frío, además de un viento que no tenía ni condenada gracia.

Por lo demás... después de un día infernal de curro en el que nadie teníamos ganas de mover un dedo hoy... por fin semos libres hasta el lunes, porque nos han dado fiesta en Nochebuena. He de decir que nunca he tenido fiesta todo el día en Nochebuena y ni falta que hace, con que nos suelten por la tarde, a mí me basta y me sobra. Hubiera preferido tener fiesta el día 21, que buena se montó por aquí con lo de Santo Tomás. Ya me habían contado Fingolion y Yazston que el fiestón era impresionante pero, por desgracia, no es fiesta oficial y en mi curro se hicieron los suecos (se nota que el jefe supremo es maño y el tema se la refanfinflaba bastante). Aproveché un poquito al mediodía para salir a ver un poco el ambiente (y lo perjudicado que estaba el personal), beber toda la sidra que pude antes de que se me empezaran a trabar las erres y zampar algún pintxo y un poco de talo. Menos es nada. Eso sí... el año que viene no me timan igual, yo me cojo fiesta. Vaya que sí.

Aprovecho para comentar, como todos los años que me acuerdo de escribirlo, que sigo siendo una gran fan de las Navidades. No como cuando era pequeña, que tenía vacaciones en el cole y me lo pasaba estupendamente yendo a casa de mis abuelos, a las de mis tíos, recibiendo visitas por casa y lo de más allá, pero sigo siendo fan devota de estas fiestas. No me voy a explayar contando por qué considero que cada cuál puede celebrarlas como le parezca. En cuestión de creencias no me meto. Yo siempre he dicho que si algo tiene la fe es que no se transmite por insistencia.

Sobre el resto, es cierto que todos hemos hecho derroches varios con motivo de las fiestas, pero yo siempre he dicho que al menos son derroches para comer con la familia y para regalar cosas a la gente que queremos. Y a mí me encanta. Es cierto que nos tocan las narices con tanto anuncio en la tele, las luces de Navidad que están puestas desde noviembre y lo de más allá. También es cierto que mucha gente invierte en regalos y comilonas cantidades que no pueden afrontar. Allá cada cual y lo que le hayan enseñado. En mi casa siempre ha sido una excusa para juntarnos todos y para tener detalles bonitos unos con otros. Y siempre hemos ajustado el tema a lo que nos hemos podido permitir y nos ha parecido correcto. Que yo sepa, nadie nos hemos dejado jamás los ahorros de meses ni nada parecido. En cualquier caso, hace tiempo escribí ya algún post al respecto y tampoco creo necesario comentarlo año tras año. Sólo quería dejar constancia de que mantengo mi posición, jaja.

Este año además se plantean unas navidades muy diferentes a otros años en cuanto a compañía y localizaciones. Nada como cuatro cambios para coger las cosas con más ganas y todo. Nochevieja en cambio presenta poca novedad, salvo que es posible que suframos una baja en el equipo y un alta, porque la mozzonita se viene con nosotros. No destriparé de qué vamos a ir vestidos, aunque ya lo he dicho por ahí por otros lares. La verdad es que no nos vamos a hacer algo del otro jueves, sino que vamos a hacer algo para reaprovechar después. Y hasta aquí puedo leer. A ver si la semana que viene me pongo las pilas, porque aún no he hecho ni fichar tiendas de telas. Ya subiré fotos cuando haya algo que documentar.

Y con esto y un té a vuestra elección, me despido. Para escuchar... pues "Jesus must die" de Jesus Christ Superstar, que la vimos ayer por la noche y llevo con la canción pegada todo el bendito día. Qué grandes los sumos sacerdotes...

Feliz Navidad, gente. Celebradlo como mejor os plazca.

P.S. Aprovecho para comentar que este post poco tiene que ver con el comentario de Bardito hoy en su blog y la conversación con Lothi ayer por messenger. De hecho, parte ya estaba escrita ayer por la tarde-noche. Supongo que lo sabéis de sobra pero, por si hiciera falta decirlo, que quede claro que no tengo ganas de herir susceptibilidades ni soy tan cretina como para andar imponiendo lo que yo pienso al resto. Cada cual tenemos nuestros motivos para pensar lo que pensamos. A quienes no os gusta lo que se avecina... espero que al menos os resulte lo más llevadero posible.

dimanche, décembre 19, 2010

Diez i nueve de MCCXXIIII: "Anámnesis a la vasca"

Con la excusa de venir a vivir a Donosti y también con la de que algún día me pondré en serio a estudiar oposiciones (ya sé que no me creéis, pero mantengo todas mis intenciones, jeje), he decidido sacarme una espinita que tenía clavada desde hace mucho tiempo, que es la de aprender euskera.

Cuando era pequeña estuve yendo a clases extraescolares, pero lo cambié voluntariamente por clases de inglés. Ironías de la vida, me habría resultado bastante más útil seguir con euskera. Mi hermano siguió unos cuantos años y, aunque no tenga el nivel que le gustaría, sí tiene un nivel bastante decentillo. Y me da envidia.

Hace tiempo estuve mirando cursos por internet. Como había utilizado muchos para lengua y para latín y los hay bastante efectivos, pensé que también podría encontrar algo decente para euskera, pero resultó no ser así. El motivo es sencillo: no es una lengua nada fácil de aprender ni de enseñar, puesto que las estructuras gramaticales tienen poco que ver con las que utilizamos en lenguas romance y en inglés, que es lo que más sabemos aquí todo el mundo. El caso es que, cuando andaba buscando trabajo y preparando las cosas para la mudanza, se me ocurrió buscar cursos gratuitos o baratitos y resultó tema igualmente complicado: la mayoría empezaban en septiembre y de baratos tenían poco, aunque buena parte estaban becados por el gobierno vasco. Sin embargo, encontré una opción interesante: el Gobierno Vasco tiene puesta en marcha una página de cultura, donde hay un curso de euskera online gratuito. Sorprendentemente está muy bien estructurado, las lecciones son bastante sencillas y entretenidas y además, vienen un montón de ejercicios que se autocorrigen, además de ejercicios y lecciones de repaso. Son 60 lecciones y yo ya voy por la siete. Y, oye, está muy bien. Por si alguien más tiene esa espinita clavada o tiene interés por conocer esta lengua, aquí dejo el enlace: http://www.hiru.com/e-ikasi/idiomas/ikasten/apuntatu

No soy tan ilusa como para pensar que, si acabo el curso, terminaré con el nivel que necesito. Me gustaría poder sacarme el EGA, que es lo que piden aquí para opositar y en Navarra, aunque no sea exigido, da puntos (de ilusiones también se vive), pero bueno, al menos voy avanzando y sé cosas que hace un mes no sabía, que es la idea. Dentro de un tiempo voy a necesitar clases presenciales, sobre todo para practicar conversación, porque no es lo mismo rellenar ejercicios que mantener una conversación con alguien. En cualquier caso, ahora que estoy adaptándome a los nuevos horarios y la nueva ciudad, me viene bien tener el curso para ir haciendo cositas en los ratos ociosos, además de que con todo esto de la mudanza soy pobre como las ratas... Además, todo lo que pueda aprender por mi cuenta es temario que ya tengo avanzado para cuando ande con más tiempo y que no voy a tener que pagar por aprender (jojojo), así que estoy muy contenta y espero terminarlo. De aquí a unos meses supongo que me apuntaré a un euskaltegi o así. Posiblemente mire para hacer algún intensivo en verano.

Por lo demás... me está resultando muy curioso estar aprendiendo euskera. A fin de cuentas es algo que llevo escuchando (sin entender) toda mi santa vida, vergüenza debería darme. Aparte de que escucho bastante a menudo música en euskera. A eso añadimos las bases pequeñitas que tengo por haber estudiado algo en mis mozos tiempos y resulta que, sorprendentemente, me voy dando cuenta de que sé cosas que no creía saber. Sobre todo me pasa con el vocabulario y con frases hechas y demás. En plan coña digo que estoy llevando a cabo un proceso de "anámnesis", puesto que estoy recordando cosas que alguna vez debí de saber. Desgraciadamente, no supe tantas como me vendría bien, jeje. En cualquier caso, mejor tener unos cimientos pequeñitos que no tener ninguno. Para el resto... me está viniendo bien preguntar dudas a Yazston y a mi hermanito que, aunque también dicen que se tienen que poner en serio a mejorar su euskera, me llevan muchísima ventaja, así que a mí me basta y me sobra, jaja (abusarrrr sííí).

Dicho esto, sólo me queda recomendar un té negro como el que nos hemos desayunado esta mañana en el cubil (bendito desayuno del domingo, con sus cereales, su zumo de naranja, su té y su chocolate en cantidades industriales) y un poco de música en euskera: "Biziraun" de Berri Txarrak, que es una de mis canciones favoritas.

lundi, décembre 13, 2010

Treze de diciembre de MDDXXIIII: "Invasión en el cubil"

Este fin de semana el cubil ha tenido su primera invasión seria (esto es, con ocupantes instalados en camas y todo). Supongo que, junto con la macrocena que hicimos con los amigos de Yazston hace unos días, confirma que el cubil es ya un hogar en toda regla y que ya estamos perfectamente asentados. De hecho, a mí sólo me queda una caja por abrir, lo que me llena de orgullo. Aunque he de reconocer que me queda otra media también por terminar de desalojar, aparte de quitar el montón de cosas absurdas que tengo en la habitación de las gatas, pero ésa es otra historia y debe ser contada en otra ocasión.

El caso es que, de manera totalmente imprevista, en un par de días decidimos que se vinieran por aquí Edurne, Diego y Paulatxa, con el fin de preparar los trajes de Nochevieja (que no revelaré en público por aquí, aunque ya lo he hecho por otros lares y, total, no es tan original... aunque molará en cierto sentido). Huelga decir que, ni se prepararon trajes ni nada. De hecho, nadie estaba vivo el sábado por la mañana para ir a comprar telas, tal y como era el plan (ains... que déjà vu con los tiempos en los que andábamos ultimando los trapitos de Efeyl y acabam
os un día yendo de empalmada).


Eso sí, fue un finde completito en toda reg
la: juerga doméstica (espero que los vecinos no nos hayan puesto en la lista negra), tremendas sentadas de frikismo televisivo (ingerir el mismo día combinaciones del palo de "La casa de los Dibujos Animados", "Star Wars" o "The Fly of the Conchords" no tiene precio), infra-alimentación (gracias, Dieguito, por mantenernos vivos)


y salida, el domingo, en búsqueda de aire fresco (dos días encerrados habían hecho de las suyas en nuestra pesadez mental) acompañado de pintxos y txakolí. Una gozada, porque en cosas como estas o la miniescapada que me pegué la semana pasada, se verifica lo cerquita que quedan Donosti y Pamplona y, gracias a esto, lo viable que es hacer planes conjuntos con esta gentuza. Una gozada también que Paula se haya agregado al equipo y que se apunte también a Nochevieja. Se te echaba de menos, mozzonita. Digo yo que ahora nos iremos viendo más. Sobre Edurne y Dieguito... qué vamos a decir. Eran moradores habituales de mi casa en Mañolandia y la verdad es que se echaban de menos estos findes de frikiteo y pachorrismo comunitario.

Jus, gracias por este fin de semana, chicos, ¡muchas ganas de repetir! Penita, eso sí, que Yazston no pudiera obrar de co-anfitrión conmigo porque sus obligaciones lo tenían secuestrado por tierras catalanas. Pero bueno, habrá ocasiones a patadas para repetir el evento, jeje. Al resto, sólo queda recordaros que estáis invitados. Todos no, claro, a ver si se nos va a llenar el pumpuño de gentes misteriosas, jajaja. Dicho todo esto... recomiendo que escuchéis todos al negr... digo "Heaven on their minds" de Jesucristo Superstar, que fue la gran canción protagonista del finde (aunque en dura competencia con otras de la Sirenita, el Fantasma de la Ópera o Nôtre Dame de Paris... Acompáñenlo de un té negro como el que me acaban de preparar a mí. Qué bueno es dejarse mimar...

dimanche, décembre 05, 2010

Cinco de diciembre de MCCXXXXIIII: "Derechos e imposiciones"

Pensaba no escribir nada acerca del manido tema de los controladores aéreos, ya que todos hemos opinado aquí, allá y en todos los lugares posibles. Curiosamente, mientras que hace dos o tres días todos estábamos muy de acuerdo en que son la mayor casta de sinvergüenzas que hay en este país (superando incluso a los políticos, ver para creer) sorprendentemente y de un día para otro cada vez estoy leyendo a más personas que dicen "pobrecitos", "algo de razón tendrán" y lo de más allá. Pues yo... qué quieren que les diga... no estoy de acuerdo. Pero no estoy de acuerdo en absoluto.

No me cabe la menor duda de que motivos de queja deben de tener. Eso ni lo dudamos. De hecho, conozco a muy poca gente que no asegure que haría cambios en su trabajo. Yo he trabajado en muchos sitios, en la mayoría de ellos muy a gusto, pero siempre he tenido quejas. Si no era el sueldo, eran los horarios, o la falta de previsión de horarios o de vacaciones, o la falta de vacaciones. O la presencia de jefes que están como unas maracas y piden objetivos imposibles. O todo junto. Muchas de esas veces he dicho que no entiendo cómo la gente que lleva tiempo trabajando ahí no hace nada en protesta. Pero de ahí a esto... lo siento, pero no. Se quejan de que nos excusamos en el sueldo que tienen para justificar el sueldo que reciben. Pues sí, qué pasa. Pueden trabajar tres años, retirarse y coger un trabajo a media jornada de lunes a viernes y vivir estupendamente con su trabajo y sus ahorros. En un país en el que la mayoría de la gente no llega a mil miserables euros mensuales para vivir, donde la población está hipotecada hasta las cejas, donde hay gente que lleva muchísimo tiempo en paro y muchos de ellos, encima, tienen muy difícil volver a trabajar, estos señores se quejan de que sus condiciones de trabajo no son aceptables. Y cobran en un mes lo que yo he ganado en un año.

Entiendo que puedan tener sus quejas, no me cabe la menor duda. Conste en acta que, antes de ocupar sus puestos, tienen un largo periodo de selección además de una formación igualmente selectiva donde se aseguran de que la gente que consigue el puesto de trabajo, está perfectamente capacitada para soportar altas situaciones de estrés. Pero si tanto les molesta tener tantas horas extras de trabajo (aunque, hagan sus cuentas, 1670 horas al año no son tantas), tanta imprevisión y tanto estrés, tienen una solución fácil: dejar el trabajo. También pueden luchar por mantenerlo y mejorar sus condiciones, por supuesto. ¿La forma? Una muy sencilla: que renuncien a un 75% de su sueldo, que con esto se forme gente para trabajar y cubrir puestos y que haya para repartir entre todos. Me parece a mí que con un 25% de lo que ganan pueden vivir infinitamente mejor que la mayoría de nosotros. Y estarían mucho más relajados. Y no me cabe la menor duda de que si presentan esta opción nadie les va a decir que no. Ni AENA ni el gobierno que, al parecer, son súper villanos empeñados en dejar a todo el mundo tranquilo salvo a los controladores aéreos, a los que les quieren hundir la existencia.

Resulta que no han optado por lo uno ni por lo otro. Casualmente todas las quejas empezaron cuando se habló de reducciones de sueldo. Hasta entonces, estaban todos encantadísimos de la vida. De dejar sus trabajos y pedir asilo en el carrefour... ni hablamos. Los señores han decidido paralizar a TODO un país en el puente más largo del año. Si querían hacer valer sus derechos y hacerse notar, podían haberlo paralizado cualquier día entre semana, pero no. Tenían que fastidiar las vacaciones a cientos de miles de personas, frenar las comunicaciones de todo el país, reventar el puente a cientos de miles trabajadores que viven del turismo y a los que han hecho un agujero económico que no sé cómo piensan compensar.

Ahora resulta que se quejan, pobrecitos. Que los han obligado a ir a trabajar las fuerzas armadas y que los han amenazado con ir a la carcel. ¿Perdón? Se han inventado enfermedades para conseguir bajas médicas, han paralizado las comunicaciones de un país entero, reventado las únicas vacaciones que mucha gente se ha podido permitir este año y boicoteado la economía de todo el sector turístico. Un sector que "apenas" da de comer a gente en este país. Que yo sepa, hay gente que va a la cárcel por mucho menos que esto. Sólo espero que, además de cárcel, les caigan unas cuantas demandas de todas estas partes.

Y luego nos tienen que importar sus derechos. Sus derechos, que se los metan por donde les quepan, en vista de lo que piensan de los de los demás. Espero que les salga muy, pero que muy cara.

Afortunadamente, no pensaba que fuera a tener puente (de hecho, no pensaba que fuera a tener ni siquiera trabajo), ni andamos muy boyantes económicamente y no habíamos reservado nada para pasar estos días. Me revienta las vacaciones esta gentuza y no respondo de mis actos.

Por cierto, que no entiendo cómo no ha habido aún linchamientos. La gente es mucho más cívica de lo que creemos.

Y dicho esto... recomiendo una buena cerveza Naparbeer y "Stereo" de Berri Txarrak. Y me largo ya a disfrutar de la noche Pamplonesa.

samedi, novembre 27, 2010

Veynte y siete de noviembre de MCCXXXXIIII: "George R. R. Martin y el Tostón de Cuervos"

Aviso: en este post hay spoiler para los pocos que quedan que no se han leído la saga de "Canción de Hielo y Fuego". Para quienes ya os lo hayáis leído, os pido que no me destripéis las últimas ciento y pico páginas que me quedan por leer de "Festín de Cuervos", principalmente porque, en tal caso, estoy segura de que no me lo terminaré.

Tardé mucho tiempo en ponerme con Canción de Hielo y Fuego. El motivo fue que estaba hasta los mismísimos, no de que me lo recomendara todo el mundo (que puede ser un aliciente), sino de los reiterados "pero ¿cómo? ¿aún no te has leído nada de George R. R. Martin?". Como si no tuviera una mejor cosa que hacer que leerse lo que se está leyendo todo el mundo simultáneamente. Pesados, más que pesados. Además, siempre lo digo... el que tenga mucho empeño en que me lea un libro, que me lo plante en las manos. Si no y para mientras... suelo tirar de lo que tengo por casa (que es bastante) o de lo que se me cruza el cable y compro o pillo en la biblioteca.

Pues bien. Un buen día mi hermanito tomó nota y me regaló "Juego de Tronos". Me lo leí... y bueno, no diré que no me gustara, porque lo leí muy a gusto... pero, en definitiva, un libro como tantos otros. Me resulta completamente inexplicable la fama que arrastra, fama que justifico únicamente porque suelo hablar con mucha gente que lee toneladas de novela de Fantasía y, admitámosolo, en pocos géneros se escribe tanta porquería como en Fantasía (aunque bueno, ahí está la "novela histórica" compitiendo duramente, ya hablé de ello en su día). Una pena, porque lo que es bueno, es muy bueno, pero hay tanto malo... En cualquier caso, opino que todos hemos leído cosas mejores, mucho mejores que la condenada saga. No aportan nada de originalidad ni son una maravilla de la literatura. Seamos realistas... es un culebrón como otro cualquiera, los personajes están más vistos que el tebeo (por Dios, ¿es que no hay sangre en la familia Stark?) y las historias son historias por todos conocidas mejor o menor tejidas y remezcladas. Y muchos muertos. Eso sí, no diré que sabe mantener al lector enganchado hasta el último momento (o sabía, como aclararé más tarde, ejem...). He de reconocerle también un gran acierto en cómo sabe llevar lo referente a los Targaryen y, sobre todo, del personaje de Rhaegar (dejando al margen el sospechoso parecido entre Rhaegar y su vida y la de Elric de Melnibone). Pasa a ser más interesante lo que parece que fue la historia anterior a los libros que los propios libros. Muy buen trasfondo.

Me leí el primer libro, le mangué a mi hermano el segundo y el tercero me dio pereza leerlo (mi mismo hermano lo dejó cuando le quedaban unas cuarenta páginas porque "nada le impulsaba a seguir leyéndoselo". Recientemente me apeteció continuar la serie porque, tontamente, cada vez me iba enterando de más cosas que pasarían en los libros que me quedaban por conversaciones que íbamos teniendo por ahí así que, ya que Yazston me dejó amablemente el tercero y el cuarto, me puse con ellos. Pues bien... el tercero me parece similar al segundo: entretenido, bien llevado y me mantuvo bastante enganchada. Ahora bien... pero ¿qué mierda? ¿en qué condenado momento? pero ¿por qué maldita razón escribió esa porquería llamada "Festín de Cuervos"? Estamos de coña ¿o qué?. No tengo claro si lo hizo por tocar las narices o porque no le quedaban personajes ya de los que hablar. Y es que ya lo dije yo... la muerte de Eddard Stark en el primer libro está muy bien. Ya se sabe... de golpe y porrazo se muere un personaje principal en el primer tomo de una saga. Muy bien, muy efectista, todos nos quedamos muy conmovidos. Eso sí, el señor Martin observó que el recurso le salió redondo y a partir de ahí... hala, a matar personajes. No sé a vosotros, pero lo que es a mí, conforme van muriendo más personajes, menor efecto me causa. Es más bien un "ah, mira, uno menos". De hecho, me sentí bastante contrariada cuando vi que a Catelyn la resucitan de la nada. ¡Oiga! ¡que estaba muerta! y a nadie nos parecía mal, de verdad. Al menos a mi parecer es una petarda.

Lo dije con bastante coña por la mitad del tercer libro... "a este paso, si sigue muriendo gente, intuyo que el último libro va a ser un capítulo muy largo titulado Tyrion". Pues mira, ojalá hubiera sido así, pero no. Entre que desaparecen un montón de personajes y que a Martin le apetece hacer un bonito recurso que se llama "no mentar a ningún personaje interesante durante el libro..." pues hala, el cuarto libro es una sucesión de capítulos sobre personajes que a nadie le importan un cuerno. ¿El capitán de la mano de hierro? ¿el príncipe de nosedónde? pero ¿quién es esa gente? Oye, que quedaban muchos tipos por ahí de los que estaba bien hablar y eso. En los primeros libros era un buen recurso que cada capítulo hablara de un personaje, sí, pero ahora... Cada capítulo trata de un personaje diferente, que te importa tan poco como el anterior y encima, cuando empiezas a coger un cierto gusto a la historia y tal... ¡zasca! cambio de personaje: "el mendigo de los calzones largos" ¿a mí qué cuernos me importa la vida del mendigo de los calzones largos? Apuff.

Vale, sí, escribo con rebote, cabreo y bastante hartazgo. Creo que es lo peor que he leído desde "Los Pilares de la Tierra", que no hace ni años. Y es que durante toda mi vida he seguido la máxima de "si no te gusta el libro que te estás leyendo, déjalo. A fin de cuentas el tiempo es un bien muy valioso y hay muchos libros buenos por leer". Pero, maldita sea, que no me guste el cuarto libro de una saga... no me había pasado nunca. Es como estar leyéndote un libro de mil páginas y que te aburran las cincuenta últimas. Ya que estás, te las terminas. El problema es que llevo dos meses, dos condenados meses, tratando de dar fin al condenado libro. Y me aburre infinito, de verdad. También es cierto que, mientras, me estoy leyendo la colección de manga de Kyo que también le estoy rapiñando a Yazston sí, pero jo... quiero terminarme el maldito libro y empezarme otro que me guste. Al menos, últimamente he descubierto que no soy la única que quiere estrellar el libro contra las paredes. Ya me habían avisado Ortzi y Yazston de que no era un gran libro pero, recientemente, hablando con Lameri y Tuor por un lado y Landarion por otro... veo que no estoy sola en mi odio. Mal de muchos...

Lo peor de todo es que asumo que me leeré el nuevo que va a salir. Eso sí, esperaré plácidamente a la traducción al castellano (faltaría) y a que reúna ganas de leerlo. Esperemos que al menos se moleste en sacar a todos los personajes decentes de libros anteriores que están en el limbo de los personajes olvidados.

Mal, señor Martin, mal.

Y dicho esto... recomiendo... un té negro especiado para combatir el frío. Y de música... "White Wedding" de Billy Idol.

dimanche, novembre 21, 2010

Veynte y uno de noviembre de MCCXIIII: "Donosti Sunrise"

Ufff... nuevamente llevo sin aparecer por aquí lo indecible, pero he de decir que, esta vez, la culpa no es mía. Es más, he ido queriendo escribir varias cosillas, pero no ha podido ser por una cuestión impepinable... ¡estamos sin internet! Aunque ese pequeño problema será solventado mañana gracias a los señores de Euskaltel que, después de mucha burocracia, por fin vienen mañana a hacer que esto termine de ser ya un hogar. Mucho tiempo sin aparecer y bueno, como a la mayoría de mis lectores os tengo por feisbúc (ahí sí que informo algo de cuando en cuando), o he ido hablando con vosotros estos últimos meses, supongo que no quedará mucha gente que no sepa ya que estamos formalmente instalados ya en Donosti.

Primero vino Yazston de avanzadilla (principalmente por el pequeño detalle de que había encontrado curro aquí) y después, una vez que el bicho ya había encontrado un pumpuño para meternos dentro, vine yo. He de decir que hemos tenido, con todo, mucha suerte. Que llamaran a Rober para trabajar aquí fue un chollo, porque ya hacía tiempo que queríamos trasladar el campamento a Pamplona o Donosti. Encontrar piso en tan poco tiempo... otro chollo enorme, dados los precios que se estilan por aquí. Tuvimos suerte en encontrar éste y también habilidad por parte de Yazston, que gastó puntos de
carisma para convencer al casero de que seríamos buenos inquilinos (lo de buscar piso empieza a parecerse a un casting...). Al final nos hemos hecho con una guarida chulísima: es bonita, grande, reformada, con calefacción, mucha luz y un montón de camas para los que queráis venir a invadirnos. Así que ya sabéis... Finalmente, yo también he tenido mucha suerte al encontrar curro en tiempo record. Lo cierto es que, si algo me daba miedo de venir aquí, era estar meses y meses buscando curro y no encontrar nada. En dos semanas ya he empezado mi nuevo trabajo y, aunque el curro no es nada del otro jueves y los horarios son un poco infames, la verdad es que estoy muy contenta... pagan bastante bien y la gente es muy maja. En estos tiempos que corren, en los que ya es de agradecer encontrar trabajo... aún es más de agradecer encontrar un trabajo que mole.

Por lo demás, la mudanza casi termina con nosotros, pero somos auténticos supervivientes, jajaja. No me alargaré explicando lo malo que es mudarse durante la noche. El viaje Barcelona-Donosti, de empalmada y en una furgoneta nada cómoda no mola nada. Eso sí, gracias a la colaboración de Arien y Ortzi en Barcelona y de Pedro y Raziel en Donosti, tardamos mucho menos de lo esperado. Les debemos el alma, por lo menos. El resto... os podéis imaginar: empaquetar y desempaquetar cosas... li
mpiar la casa (nunca dejan los pisos a gusto de uno, siempre hay que empuñar el estropajo y el KH7 por mucho que hayan contratado a limpiadores, maldita sea), un frigorífico que intentó asesinarnos (gracias a lo cual nos trajeron uno mejor... así que yo propuse cargarnos algo más para ver qué pasaba, jajaja) y pocas ganas ya de terminar de desempaquetar lo que queda. Ya se sabe... una vez que se saca lo imprescindible, da mucha pereza terminar de sacar el resto. De hecho, aún hay cosas en el piso de los padres de Yazston. Pero bueno... ahora ya van las cosas poco a poco. Ya hasta hacemos comidas y cenas y todo en casa. Hoy, por fin, nos han puesto internet. Conclusión... ya podemos decir que estamos formalmente instalados en el pumpuño y en Donosti. Y mola. Por cierto... desde que he pisado yo estas tierras no ha dejado de llover ni un sólo día. Y, quitando una miniexcursión a Barcelona la semana pasada... (a ver a Les Lúthiers... a ver si me estiro y cuento también cómo fue ese viaje, que moló mil), llevo ya por aquí 20 días.

Por fin vivo en una ciudad en la que no me quejo del tiempo. Mentira parece

Recomendando... té rojo de Yunnan en pirámide, que me lo regalaron ayer Nuria, Raziel, Miren y David... más majos que majos ellos. Lo hemos estrenado esta mañana para desayunar y estaba buenísimo. Pendiente queda hincar el diente a los botecitos de mermeladas alcohólicas que también me regalaron: albaricoque con armagnac, fresas con champagne, cerezas con cassis y naranja con whisky. Tienen una pinta brutal, pero no tenía tostaditas o galletas que les hicieran justicia, así que las reservo para saborearlas como se merecen. Para escuchar... "Believe enough to fight", de "Once and Future King", que últimamente la he escuchado hasta hartarme.

vendredi, octobre 15, 2010

Quinze de octubre de MCCXXIIII: "Donosti-Pamplona"

Cuando vivía en Zaragoza viajaba mucho más. Es lo que hay... estaba mucho más cerca de cualquiera de mis destinos habituales y, por cierto, salía mucho más económico coger el bus. Ahora, viviendo en Barcelona, todo queda a tomar por saco y no termina de compensar coger las maletas y pagar un viaje nada barato para invertir buena parte del fin de semana en ir y venir y tan sólo estar día y pico de visita.

Vamos, que aunque alguna visita de esas relámpago sí que he hecho... en los últimos tiempos he hecho la de apañar horarios y demases para poder aprovechar. Este finde ha sido la segunda vez en no demasiado tiempo que he hecho una minivisita de cuatro días Donosti-Pamplona. Y mola. La otra vez la excusa la pusieron Savo y compañía, que hicieron un Engranajes en Pamplona con motivo de las jornadas de las Umbras. El plan era tentador y ahí nos plantamos, previa visita a Donosti, eso sí, que alguno ya estaba por ahí de vacaciones.

Eso que tienen ustedes ahí soy yo haciéndome una autofoto junto a un bicho del averno (representado por Bombur) que apareció en la partida. Eso sí, en ese momento estaba petrificado y había que aprovechar. A ver cuándo subo las fotos de Engranajes de una vez.

Esta vez la excusa era que el sábado era la boda de dos amig
os de Yazston, muy majos ellos. Unos robasetas que decidieron que era buena idea celebrar la boda en San Miguel de Aralar. Normal. Si es que no hacen cosas tan bonitas por Giputxilandia. Así que fuimos a la ceremonia (tuve que andar vigilando porque alguno se quería llevar al "angelico" para su tierra, poca vergüenza...) y luego se fueron a comer por ahí mientras nosotros teníamos otros compromisos por Donosti. Eso sí, por la noche hubo grandes festejos con motivo de la boda y vaya si festejamos bien. Reservaron un local muy chulo al ladito del mar, donde la bebida corrió de mala manera y una fue de modosita y acabó bailando por encima de los sofás. Por Diox, qué vergüenza. Y no, no pienso poner fotos de eso.

Esto... sí, nada más llegar. Típica foto de posado modelo Élite y con la idea "saquémonos fotos ahora que aún vamos serenos, luego saldremos horrorosos". Y así fue.

El día siguiente, como imaginaréis, fue un día condenadamente corto. Nos despertamos a eso de las cuatro y nos encontramos con un montón de mensajes apasionados de Bardito tales como "tú, puta servil, escoria, basura maloliente, vamos a Donosti esta tarde, si estáis ahí podemos quedar" jajaja. Claro, ante semejante proposición no pudimos menos que acudir, y como ya teníamos fraguado el plan de visitar las bravas de la Meji para ver si se mantienen tan ricas (y vaya si mantienen el nivel), aprovechamos y seguimos la noche de pintxos por Donosti aprovechando que tenemos buen guía (el cual no descansó hasta que escuchó el "oooooh" de Bardo cuando cató el txangurro). Queda aquí expuesto que el amigo Bardo tuvo a bien decir que "al menos que él supiera" en Pamplona no se puede salir de pintxos. Ha firmado su sentencia de muerte, caballero, espero que venga un finde a Pamplona para remediar semejante agravio.

Cenita en Donosti, dos menús a compartir entre cuatro, dado que para entonces ya habían caído unos cuantos pintxos. Y txakolis.

Llegado el lunes, como a Yazston le tocaba currar, una servidora cogió sus pertenencias y se fue a Pamplona, a hacer un poco de vida familiar, comer pintxos de los navarros, beber té y jugar al Heroes IV. Planazo. Eso sí, el robasetas se vino más tarde (apoyado por la presencia de Bardo, robasetas de nacimiento y espíritu, jaja), porque había un plan maligno fraguado para la noche: cenorrio en la peña, como en los viejos tiempos. Eso sí, Urko insistió en que fuera en la Aldapa y no en la Anaita, como solemos otras veces. La verdad es que no había estado nunca por ahí, pero no se puede decir que tenga nada que envidiar a la Anaita.

Ahí tenemos a los artífices del cenorrio. Con la dirección de Urko, era de esperar un gran resultado, jeje

La cena fue espectacular, como suele pasar cuando estos caballeros se meten en la cocina y nos pusimos como el kiko de zampar y darle a la sidra. Así nos fue. Y, como no podía ser menos, terminadas las ceremonias, terminamos la noche en el Atxiki, que, como dice mi hermanito "es un poco de todos, así que hay que ir".

Buena cena, cerveza y más sidra y txakoli ¿qué más se puede pedir? Bueno, claro, y la demostración de que la técnica vasca y la navarra de perforar corchos para escanciar bien la sidra es similar.

Como podéis ver, fin de semana de lux, en el que no ha faltado de nada. Además, tuve a bien "encargar lluvias y cielos nublados" y se me concedieron tal cual los había pedido (gracias, ¡así da gusto!). Pisar tierras giputxis y navarras siempre es una gozada y que a una le organicen planes tan estupendos es un lujazo como hay pocos. Así que nada, toca frotarse las manos porque en breves... hay traslado de guarida.

Horas después, tras asaltar la barra del Atxiki y en buena compañía. Ahí, el amigo Pablo, de Dreamwalker, que estaba muy ocupado cantando todo lo que pusieron. El resto, una panda de alcohólicos. No quieran ustedes saber cómo acabamos la noche en casita de Edurne y Diego que tuvieron a bien, no sólo acogernos, sino incluso darnos ramen por eso de restaurarnos un poco, jaja.

Poco más. Recomiendo un Pai mu tan como el que me puso mi hermanito el otro día (otro que tal cojea con lo del té) y algo de lo que se cantó el lunes-noche. El "Warriors of the World" de Manowar, mismamente, que es buena canción de batalla.

mercredi, octobre 06, 2010

Seys de octubre de MCCXXXXIIII: "Informe de progresos al Viejo Reyno"


RN: Hemos recibido su último informe. Nuevamente negativo

A: Es lo que hay... yo es que... no lo veo
RN: No lo ve
A: No. Bueno... es que el clima... y hay mucha gente por la calle, ya saben. Y el agua, no nos olvidemos del agua, es una faena no poder beber del grifo.
RN: Ajá
A: Y los cubatas ¿saben? los ponen en vaso de tubo. Con garrafón. Y bueno, luego está el catalán. Es que le hablan en catalán a uno por las buenas. Y se ofenden cuando ven que no tiene intención de aprender...
RN: Entonces deberíamos descartar Barcelona
A: Sí, yo creo que no queda otra.
RN: Al menos han sido cinco meses los que le han llevado a determinar esta decisión. Es la resolución más breve.
A: Bueno, sí... yo ya me quejé de Zaragoza cuando no llovió el primer otoño que estuve ahí. Y luego estaba el olor. Ni sé cuánto me gasté en esencias y velas aromáticas. Y lo del agua, claro.
RN: Pero la seguimos dejando como avanzadilla una buena temporada
A: Sí, pero siempre dije que no era opción.
RN: Hemos descartado varios lugares ya. Siena...
A: Era precioso, había buen clima, se comía de maravilla y la gente era encantadora. Pero... estaba lejos.
RN: No deja de ser cierto. Y luego fue Madrid
A: Ufff mucha gente, calor todo el año, una polución de caerse para atrás...
RN: Bien. Entonces habrá que ampliar otros horizontes. Buscamos lugares con buen clima, donde llueva a menudo, esté nublado, el agua del grifo esté rica, que sean sitios bonitos y se coma bien
A: Eh... pues sí, sí, y ya puestos... yo creo que los del Norte siempre encontramos más afinidad con la gente del Norte.
RN: Bien... pues entonces creo que el próximo destino podría ser un éxito. En vista de que colonizar territorios nuevos se presenta, hasta la fecha, inviable, probaremos con un antiguo dominio.
A: ¿Nájera?
RN: No, aún no. Aunque esos riojanos nos la tienen que devolver de una maldita vez. Pero bueno, ya hay navarros infiltrados por esas tierras, luchando por "el plan". Parece ser que están entrando en negociaciones... nos ceden Nájera si nos quedamos con el resto de la comunidad. Quieren Fueros, no saben ni nada estos riojanos. Pero claro, incluyen la calle Laurel y los viñedos en el trato. Hasta ahí bien, pero... está la cuestión Ribafrecha. Pero bueno... esas negociaciones transcurren por otro camino. Estamos pensando en... Donosti
A: ¿Moñosti?
RN: Exacto. Lluvia todo el año, cielos nublados, agua bebestible del grifo, la Meji, el Stick cerquita, la Perla, grandes baños públ... playas..., sidrerías... incluso ponen cubatas en vaso ancho. Creemos que puede ser un buen plan para la ampliación prevista del Reino de Navarra. Tenemos muchas esperanzas puestas en esta zona.
A: Bien, no me opongo. Recogeré mis cosas y me iré para allá en cuanto sea requerida.
RN: La tramitación ya está en marcha. Le hemos enviado una avanzadilla Robasetas para colonizar el territorio y prospectar la zona.
A: Agradezco todos los detalles y el cambio de residencia. Aunque ya podían haber enviado a otro de avanzadilla, que una es mujer de costumbres y lo de dormir acompañada, molaba. Pero en cuanto al resto... Barcelona es un bonito lugar, sí, pero está demasiado lejos del Reino. Y eso pica.
RN: Y además está lo del agua...
A: Sea pues
RN: Sea


mardi, septembre 21, 2010

Veynte y uno de settiembre de MCCXXIIII: "Cuestión de fe"

Hace algunos días, Lothi me mencionó en un feisbúc ajeno, en un hilo de conversación sobre catolicismo. El caso es que la dueña del feisbúc en cuestión borró el hilo porque aquello se fue por derroteros muy diferentes de lo que esperaba cuando abrió el tema, así que, para cuando yo me enteré, ya era tarde para poder contestar. El caso es que me dio pena, porque hay un par de cuestiones que me hubiera gustado comentar. Así que, para no implicar a las personas que no querían continuar esa conversación, las comento por aquí sin mencionarlas, que para eso el blog es mío y esas cosas.

En primer lugar, ya que es la cuestión menos importante, pero no por ello menos curiosa, cierta persona que comentó ahí aseguró que yo no soy una persona cuya opinión deba ser tenida en cuenta puesto que "le consta" que la he criticado sin conocerla de nada. Pues bien, ya que he escrito un mensaje privado a esta persona preguntándole de dónde rayos saca tamaña información y no se ha molestado en contestar, comento por aquí, en público, que no sé de qué cuernos habla y que ya empiezo a estar hartita de comentarios similares. Mentiría si dijera que no me gusta criticar, despellejar y ponerme las botas de hablar mal de determinadas personas. Sí, es cierto. Soy una harpía, una hija de Satanás que encuentra un retorcido placer en estos menesteres. Pero dentro de mi maldad, tengo unos principios, aunque no lo deba de parecer. Para empezar, la gente a la que pongo verde, está perfectamente enterada de que no la trago, así que pueden despellejarme también a su entero placer, y espero que lo disfruten como yo lo disfruto con ellos.

Para seguir, pongo verde a gente que conozco, nunca insulto por deporte a gente con la que no he tenido contacto alguno, más que nada, por falta de datos, qué quieren que les diga. No insulto al personal por lo que me han contado por ahí, sino por lo que he constatado en persona. En este caso en concreto, no pongo ni cara a la ofendida en cuestión, así que ya me dirán qué he podido decir de ella. Yo, por mi parte, no tengo ni idea. Y, lo dicho, empiezo a estar hartita de comentarios similares. No sé si es que el personal se ofende porque critico a sus amigos sí y a ellos no o qué pasa.

Sobre el tema que se trataba en el hilo no puedo decir gran cosa, ya que no leí todos los comentarios y no sé si estoy equivocada, pero sí sé que Lothi mencionó que le sonaba haberme oído decir que no se podía ser católico si no se respetan todas las reglas de la Iglesia. Ciertamente, me parece muy curiosa la afición de mucha gente a considerarse "católico pero no conservador" y cosas similares. Señores, la Iglesia Católica, como tal, es una institución conservadora y pertenecer a ella implica conocer y tener fe absoluta e incuestionable en todos y cada uno de sus dogmas y preceptos, además de reconocer al Papa como suma autoridad en cualquier asunto de fe. Quien no esté de acuerdo con esto, que yo sepa, es conocido como hereje.

Allá cada cual con sus creencias y con lo que más contento se sienta. A mí me lo hicieron ver hace varios años, cuando era bastante más inocente y más espiritual, además de católica practicante y catequista. La coordinadora del grupo de monitores al que pertenecía, le dijo a uno de mis compañeros que no podía andar cuestionándose libremente algún tema, como podría ser la necesidad del sacramento de la confesión (no estoy segura de cuál fue el asunto). El caso es que, en primer momento, me sentí bastante indignada y ofendida. No tardé en darme cuenta de que la mujer tenía razón. Esto no es una democracia, ni mucho menos una anarquía y, lo dicho, el que no esté contento con lo que hay, no tiene por qué considerarse católico, no pasa nada. Yo, de hecho, desde esos tiempos me considero cristiana no católica. Bastante afin a herejías varias, por cierto, diferentes según etapas de la vida, pero he tenido bastante simpatía por el arrianismo, el donatismo, el luteranismo en sus inicios (aunque luego se desvió estupendamente) o incluso el catarismo (en lo relativo a las prácticas, porque en lo relativo a la fe, todo es muy bonito, pero si me resulta complicado creer en dogmas del catolicismo, como para creer en el asunto ése de la diadema mística y lo de más allá), pero una cosa es clara, ya que no estoy de acuerdo con muchos asuntos de la Iglesia Católica, no me puedo (ni debo, ni quiero) considerar católica.

Y eso es todo por hoy. Creo que estaba más inspirada ayer, cuando escribí el post por primera vez, pero el amigo gúguel me la jugó y me borró todo el contenido (brrrr). En cualquier caso, el tema da para bastante y seguiremos tirando del hilo, o igual no. Aunque me suena que por ahí tenía post escritos acerca del pecado y demases.

Recomendando... un rooibos con chocolate y naranja. Estoy investigando el rooibos desde que me dijeron por ahí que es antihistamínico natural. Como funcione, lo voy a tomar por cajas. Para escuchar, el "Come to me grief for ever" de William Byrd. Con Michael Chance, por supuesto, como siempre.

jeudi, septembre 16, 2010

Diez y seys de setiembre de MCCXXIIII: "Se acerca el invierno... y que lo haga de una vez, maldita sea"

Pues sí, señores, estamos a mediados de septiembre y todavía sigue haciendo un calor bastante estupendo. Nada que ver con lo que tuvimos hace unas semanas o a mediados de julio, pero sigue siendo bastante serio para las fechas en las que nos hallamos. Aprovecho, una vez más, para recordar que ODIO a muerte todo lo relacionado con calor, verano y clima tropical, que espero no tener que padecer ningún verano más. Se acabó lo que se daba. El próximo verano (y siguientes, a poder ser), toca pasarlo en climas más llevaderos.

El caso es que ya me avisaron que me haría poca gracia el verano barcelonés, pero he de decir que no me parece peor que el maño. Es más, es bastante mejor, porque de cuando en cuando bajan las temperaturas, anda algo de aire o incluso refresca por la noche. Que yo recuerde, eso en Zaragoza era ciencia-ficción. Empezaba a hacer calor a eso de mediados de mayo y como hasta noviembre. Ahí, dándole duro. Eso sí, esto del calor húmedo, ante todo, es condenadamente guarro. Y da mucho por ahí estar todo el día sudando. Pero lo dicho... parece que poco a poco el infierno va tocando a su fin y quién sabe, igual en invierno refresca un poco, aunque no tanto como nos gustaría a algunos.

Por lo demás... aparte de un verano caluroso, no ha sobrado el tiempo libre. Mucho curro y excesivo cansancio entre curro y calor. Además, lo más parecido a unas vacaciones ha sido una pequeña escapada por tierras del norte, a Donosti de visita y a Pamplona, aprovechando que los de Alter Paradox organizaban las Umbras (y que nos apetecía jugar la partida de Engranajes, básicamente). Fueron pocos días pero bien aprovechados. Dio tiempo a quedar con bastante gente (incluso con Rosita, Cecilia y compañía, que pasaron el finde en Pamplona), de visitar la Perla y combatir nuevamente al dragón, de comer patatas de la Meji en Donosti y tarta del Vienés en Pamplona y hacer incluso un poquito de vida familiar.

Eso sí, espero que podamos poner los pies en territorio extranjero de aquí a no demasiado, que ya va apeteciendo tener unas vacaciones como Dios manda. Aunque sólo sea un fin de semana largo.

Por lo demás, aparte de pasar calor, hemos disfrutado de alguna que otra visitilla este verano. A falta de poder pasearnos nosotros, no viene nada mal que nos vengan a ver. Aparte de la visita de Arien, también camparon por aquí algunos días Bardo y Lelldorian, en julio uno y en agosto el otro. Y en nada esperamos una mini-invasión de Raziel y Nuria. Mola. Al resto sólo cabe deciros que, si queréis venir a vernos por estas tierras, mejor antes que después, jeje.

Y poco más... salvo destacar que a veces, tener poco tiempo libre supone un mejor aprovechamiento de éste. Cuando vine a Barcelona tenía poco trabajo y me daba la impresión de que los días volaban sin que pudiera hacer la mitad de lo que quería. Ahora, sin embargo, he pasado veintipico días seguidos sin dejar de trabajar (entre cinco y once horas por día, dependiendo) y en cambio me ha cundido bastante: me estoy poniendo al día con varias series, leo bastante más, incluso he jugado algo al segundo del profesor Layton. Estoy empezando a vigilar más en serio las oposiciones de archivos y en breves me voy a poner en serio con ellas.

A los que me echáis en cara que ya no me conecto tanto como antes, os digo lo de siempre, marrajos: antes me conectaba mucho porque trabajaba con el ordenador. Ahora no es el caso y por eso no tengo el messenger eternamente conectado. Sí es cierto que me propuse actualizar mucho más el blog para manteneros informados de mis memorables correrías, pero... nunca he tenido mucha constancia, ejem. Para variar, os digo que sí que se me ocurren tonterías para subir, pero no lo hago porque soy una vaga de tres al cuarto. En cualquier caso, he mejorado con mucho el ritmo de años anteriores, así que no tenéis derecho a queja.

Recomendando... un té rojo con menta, que viene a ser como un té moruno pero el té rojo le da un punto curioso. Y de música... el "All along the watchtower" de "Battlestar Galactica", serie que estoy volviendo a ver con muchas ganas. Es que el robasetas no la había visto y no me parecía bien dejarlo verlo solo, jajaja. Nos quedan los tres últimos capítulos y espero que los finiquitemos esta noche...

jeudi, juillet 22, 2010

Veynte i dos del mes de iulio de MCCXXIIII: "Gackt!"

Si ya flipamos lo nuestro cuando Moi Dix Mois y Versailles se pasearon por estas tierras, ni muy lejanamente podíamos imaginar que un día acabaríamos por ver a Gackt, y, en mi caso, sin tener que coger nada más que un metro (bueno, dos) para ir a verlo. Y es que, para quien no lo conozca, Gackt es, posiblemente, el tipo más famoso de Japón. Sus giras arrastran a millones de seguidores, sale en la tele todos los días y, maldita sea, incluso existe una tarjeta de crédito con su nombre ("pagará con visa o mastercard?" "con una Gackt"). Desde que se hizo famoso cantando en Malice Mizer allá por 1995 hasta ahora, ya con más de diez años de carrera en solitario, el compañero se ha hecho con todo el mercado musical de Japón. Y hace lo que le viene en gana.

Es por eso que, sabiendo que en Japón, pero también en China y varios otros países, está acostumbrado a celebrar conciertos multitudinarios, no nos entraba en la cabeza que opinara que era una buena idea pisar España para dar un concierto chiquitín para cuatro aficionados. Pues hala, resulta que al final, le compense o no, ha decidido poner sus patitas por aquí. Suponemos que el buen gusto que se llevaron Versailles del público español debió de convencerlo porque, seamos realistas, considerando lo formalitos que son los japoneses que van a ver conciertos, cuando estos grupos pasan por aquí, tienen que flipar.

El caso es que Gackt decidió incluir Barcelona en su gira europea y nosotras tuvimos que ir para verificarlo. Y ahí nos plantamos. Ariencita espectacularmente ataviada para el evento (pena que al final no sacamos fotos, sigh) y una servidora más como de salir cualquier sábado, que últimamente no he andado sobrada de tiempo y ganas de hacer ropita (pero prepárate, Arien, para cuando vengas a Barcelona, porque va a haber sesiones de costura de día y noche, jojo).

Y ahí estaba Gackt, presentando la gira más discreta de la que me queda constancia (parece ser que en Japón también la hizo en locales pequeños, a saber por qué le ha dado por ahí), con poca escenografía y menos vestuario. Nada que ver con giras espectaculares como el Diabolos o Requiem and Reminiscence. También he de decir que mataría por haber visto una de esas giras, antes que lo que vimos el martes, pero he de añadir que, oigan, no me quejo ¿eh?. De los conciertos de japoneses se puede decir, sin posibilidad de equivocación, que son una gente que cobra mucho por sus conciertos, pero que tienes un espectáculo asegurado. Gackt se curró un concierto impresionante. Decir que estuvo al 100% es quedarse muy atrás. Cantó espectacularmente, animó a la gente, demostró el pedazo de voz que gasta cantando sin instrumentos, no paró quieto en todo el concierto y en ningún momento bajó la calidad. Del resto del grupo no se puede decir menos, pese a las pintas que nos trajeron. Son grandes músicos y llevan con Gackt desde que empezó su carrera en solitario. Gackt es una figura, pero apoyada por un grupo importante de gente, y se nota que el tipo lo sabe y se lo curra para conservarlos.


Eso sí, por mi parte, hubo algunas cosas del concierto que quizá hicieron que saliera algo más fría que en los de Versailles o Moi Dix Mois y no me refiero a la horrorosa estética que trajeron ni al rollo misterioso que hizo que en los diez primeros minutos tuviéramos claro que aquello parecía una despedida de soltera. En primer lugar, me dejó bastante fría la duración del concierto. Entiendo el desgaste que tiene que suponer para él dar un concierto rindiendo a esos niveles, pero quizá habría estado bien que aflojara un poco la caña que se metía y que metiera más canciones, además de acortar el descanso entre una y otra. El concierto resultó cortito y se echó en falta que tocaran más cosas.

Y ahí llegamos al siguiente punto: me dio pena que el concierto se centrara básicamente en presentar su último disco. Entiendo que las giras son para promocionar el último trabajo y tal, pero, teniendo en cuenta que no hemos disfrutado de las promociones de los anteriores discos, habríamos agradecido escuchar algunas de las canciones más conocidas. Me pareció estupendo escuchar "Dybbuck" porque pensé que caería algo más del "Diabolos", pero no fue así. El caso es que le hicimos ver que aquello cojeaba de ahí, porque en un momento dado la gente empezó a pedir a gritos "Vanilla", cosa que me hizo bastante gracia porque, aunque "Vanilla" es una de mis canciones favoritas, reconozco que es peor que otras como "Lust for blood" o "White Eyes". En cualquier caso, los japoneses llevan siempre la gira cerradísima y no se admite ni media canción que no salga en el set list (posiblemente los contratos misteriosos que llevan con las discográficas también tienen que ver en esto), así que nos quedamos sin nada. Eso sí, mucho tuvo que flipar el compañero con los alaridos que dimos ahí, porque prometió que volverá a pisar estas tierras y que nos traerá "Vanilla". ¡Y lo prometió! Estaría feo que no lo hiciera.

Y así están las cosas. Dijo que volverá y tenemos la esperanza de que traiga algo más vistoso como gira. A fin de cuentas, vale que aquí no sea ni remotamente tan conocido como por sus tierras, pero se pusieron a la venta 800 entradas que se pulieron en dos días exactos. No digo que la próxima vez tenga que venir a un pabellón, pero sí al menos a la otra sala Salamandra, que es más grandota (aunque oye, fue todo un lujo ver a Gackt casi en petit comité). Eso sí, fue curioso ver cómo flipaban ellos a medida que todos nos poníamos como locos. Lo dicho, el público oriental es bastante más formalito.

Queda decir que Arien y yo, aunque muy posiblemente éramos la gente que estaba más formalita en la gira, gritamos como locas, e incluso chillamos "GACKTOOOOOOOO" con voz de japonesa histérica mientras nos tirábamos de los pelos. Qué queréis que os digamos, era algo que había que dejar hecho en la vida (y sí, Bardo, sé que, si hubieras estado ahí, tú también lo habrías hecho, jajaja).

En fin... bebiendo... un ruso blanco (no, ahora no, Arien, juro que me estoy quitando, llevo un par de días sin probarlos, jojo) y de escuchar... "Returner" de Gackt, claro (y disfruten del vídeo, que es precioso), que me hubiera encantado verla el martes noche (a ver si la próxima vez te estiras y la traes, Gackto).

dimanche, juillet 18, 2010

Diez y ueyto de julio de MCCXXIIII: "Catalanes y catalanistas"

Pocas cosas me molestan tanto como la manipulación de la Historia para apoyar pretensiones actuales. De ahí que en los últimos tiempos me pique tanto toda esta invención catalana de Jaume I de Cataluña, de la corona catalo-aragonesa y demases, sobre todo cuando la cuestión es tan evidente. Cuando un monarca se titula a sí mismo "rey de Aragón, conde de Barcelona", creo que no puede estar más claro: el reino era el de Aragón, Barcelona era un condado. Todo lo que se salga de aquí es una vil mentira y me parece directamente denunciable que se eduque a la gente para creer semejantes patrañas, porque lo mejor de todo es que, quien se cree todas estas historias, lo apoya con un "pues a mí me lo enseñaron así".


En cualquier caso, supongo que no me parecería mucho más estúpido defender la independencia o la autodeterminación de Cataluña con hechos históricos si estos hubieran sido reales. Si algo tiene que determinar o no la independencia de una región es la situación actual, no la de hace siete siglos.
Por eso me agradó mucho oír palabras similares el otro día de boca de Eöl. No diré las palabras textuales, vaya a ser que desvaríe y me quiera crujir (que para entonces ya habían mediado algunas cervezas, ejem), pero me alegra ver que no todo está perdido, que hay gente catalanista que quiere la independencia o bien la autodeterminación como consecuencia de la realidad actual, independientemente de lo que se haya hecho aquí en plena Edad Media. Que esté yo de acuerdo con esto o no, es otra cuestión. En primer lugar, porque ni siquiera me incumbe. Y ¡eh! si Cataluña fuera independiente, nosotros aquí seríamos guiris (os podéis reír, pero esto nos supondría enormes beneficios. Por ejemplo, podríamos disponer de médico de cabecera sin necesidad de empadronarnos aquí, jojo). En resumen, por mí, que se emancipen si quieren los catalanes y que se lleven con ellos a los valencianos y a los mallorquines si les parece y ambas partes están de acuerdo, pero que no malversen la Historia, oigan, que hay documentos de sobra para demostrar lo que hubo.

Recomendando... un poco de té verde con siete tesoros del emperador (riquísimo, oigan) y de escuchar... la partita num. 1 para violoncello de Bach.

lundi, juillet 05, 2010

Cinco de julio de MCCXXIIII: "Vampiros de pegatina"

El otro día, después de tiempo amenazando con hacerlo, me tragué "Luna Nueva". Después de todo lo que me reí con "Crepúsculo" (película que no paro de recomendar a todo el que tenga estómago, porque pocas veces me he reído tanto), merecía la pena intentarlo, aunque ya me habían dicho que era bastante más aburrida. De bastante más, nada, es un auténtico petardazo. A todos los que os reísteis con ganas en "Crepúsculo", os digo que os saltéis ésta, que es infame. A aquéllos a los que "Crepúsculo" les emocionó... no les digo nada, ellos mismos. En cualquier caso, la trama brilla por su ausencia y, tal y como dijo Bombur, la película se resume en dos mitades: 1. adolescente estúpida cree que su novio no la quiere y se vuelve emo y 2. la adolescente descubre que su novio sí la quiere y que es más emo que ella, así que trata de evitar que se suicide. Ehmm buen planteamiento. Lo que nos lleva a pensar... ¿en qué momento es normal que una película de vampiros sea realmente una película de emos? De emos, sí, porque es emo la adolescente, el vampiro y, atentos, hasta el hombre lobo es más emo que mandado hacer de encargo. "Jo, nena, no sabes lo difícil que es controlar mis instintos y tal y cual" ¿Cómo? si de toda la vida los hombres lobo eran felices y vivían en comunión con la madre tierra y todo lo demás. ¿De qué vamos?

Los vampiros, en cualquier caso, de un tiempo a esta parte se han echado a perder. Y lo digo yo, que soy fan de ver todo lo que se hace con vampiros de por medio, así me va. En los últimos años, cada vez es más frecuente ver vampiros que se pasean alegremente a la luz del sol "no, es que en realidad sólo me pasa que brillo" (¿?) o "no, es que tengo un anillo que me protege de la luz del sol" (esto es en "Vampire Diaries", serie donde sale un anillo aún mejor: el que te protege de cualquier muerte producida por culpa de un vampiro, incluyendo que éste te tire por la ventana y te partas el cuello). Los vampiros se pasean a la luz del sol, como decíamos, se van de cena con los amigos (y comen comida, no necesariamente sangre) y, lo más estremecedor de todo, si se convirtieron en vampiros siendo adolescentes... ¡van al instituto!. Sí, sí, por qué no... como aparento tener 17 años, pasaré toda la eternidad yendo al instituto. Puede parecer un petardazo para ellos pero no os engañéis, lo pasan estupendamente, porque van y se enamoran siempre de cualquier adolescente estúpida. Eso está bien... quiero decir... si nosotros, que rondamos los treinta, opinamos que los adolescentes son unos críos... imaginaos si tuviéramos ciento y pico años. Amos, lo más normal del mundo.


Otras series, como "True Blood" dejan ver vampiros más "de verdad", como Eric, pero que cometen el absurdo error de tener fijación con una humana repelente (¿no hay más gente en ese condenado pueblo?) y se vuelven tan estúpidos como el resto. Bill es bastante emo. Y petardo.


Lo más divertido de todo es el rollo este de los vampiros hiper humanizados, que creen que ser vampiro es una tragedia (¿en cuántas series, libros, películas, salen vampiros "vegetarianos", que sólo beben sangre de animales?). Y luego salen los "vampiros malos" que son los que sí se alimentan de humanos, tremendísimo escándalo.


Pero, vamos a ver... ¿alguien recuerda al Dracula de Bram Stoker? y digo al de Bram Stoker, no el de Coppola, que hizo interpretación libre. ¿A los vampiros de Le Fanu? ¿A Nosferatu? ¿¿¿En qué momento un no muerto que se alimenta de sangre -humana-, que vive eternamente salvo que alguien sepa cómo cargárselo y tenga narices para hacerlo, que duerme en tumbas y tiene fuerza sobrenatural, además de una larga lista de poderes random ha dejado de ser un monstruo para convertirse en un adolescente emo??? Que los vampiros se pongan de moda, me parece bien, siempre han sido mis personajes sobrenaturales favoritos. Que se conviertan en adolescentes emos dolidos por sus almas condenadas, me toca las narices.


Y el caso es que creo que la culpa de todo la tiene el Louis de Anne Rice. Recuerdo que por aquellos tiempos yo jugaba a Vampiro y me pareció una buena idea convertir a mi Azelaïs en una vampira humanista, con una humanidad altísima (nueve, recuerdo tener) y que andaba por ahí bebiendo sangre pero sin matar a nadie. Supongo que en su día, la idea nos pareció la mar de exótica "mira qué gracioso, vampiros que no quieren dejar de ser personas, qué salados". Con el tiempo, mi propio personaje se deshumanizó bastante (y es que fueron unos cuantos años jugando con ella y dieron para evolucionar). Imagino que, en su día, Louis fue un personaje la mar de original, el problema es que inició la horda de vampiros de pegatina que se pasean ahora mismo por libros, series y películas. Que no nos pase nada. Por lo demás, seguiré viendo "Vampire Diaries" cuando estrenen temporada, faltaría. Al final incluso se estaba poniendo interesante. Y eso que hasta al pobre Damon lo han vuelto "más bueno". Y seguramente veré la nueva de "Crepúsculo". Esperaré a bajarla por internet cuando ya esté editada en DVD y rippeada, eso sí. Ninguna intención de gastar un duro en esa porquería y menos de verla grabada del cine. Si la veo, por lo menos quiero calidad de imagen, jaja. A ver si hay suerte y nos reímos tanto como con la primera. En fin... recomendando un trago de nestea bien fresquito. De música... la BSO de Drácula, enterita. Qué tiempos, qué recuerdos...

mardi, juin 29, 2010

Veinte y nueve de junnio de MCCXXIII: "Kiss!!!"

Pues sí, gente, no recuerdo la última vez que fui a ver un concierto (aparte de los de Espíritu de Contradicción o Dream Walker, pero esos son tema aparte y más fáciles de ver, por razones obvias), si mal no recuerdo, debió de ser el de Versailles (grande, por otra parte... penita perderme el que dan el mes que viene, pero a todo no se puede).
El caso es que, aunque mucha gente me había contado lo grandes que son Kiss en directo, posiblemente nunca habría ido por mi propio pie a verlos. No tanto por falta de interés como de conocimiento. Y es que, aparte de las canciones que todo el mundo conocemos, no me había puesto nunca en serio a escucharlos.

Gran concierto, inmejorable compañía, aunque faltó mi hermanito, pobre, que tuvo que currar.

Principalmente porque, como suelo decir, tocan géneros de música que a mí no me gustan. Pero bueno, que el género no me guste, no quiere dec
ir que lo desprecie todo. Lo dicho, las canciones que conocía me gustaban, así que había fondo, jajaja. En cualquier caso estos últimos meses me he portado bien, he hecho la tarea y me he puesto las botas de escucharlos, así que para el día del concierto ya me sabía buena parte de las canciones. Y me encantaban. Así que el nivel de ganas era importante.


Y... por si alguien lo dudaba... cumplieron con creces. Creo que no hace falta que me deshaga en explicaciones sobre lo que hicieron o dejaron de hacer. Supongo que en un concierto de Kiss se va a lo que se va: maquillaje, sangre, fuego, pirotecnia y, por encima de una gran puesta en escena, una gran interpretación. Pues bien, eso esperábamos y eso tuvimos. Si tenéis oportunidad de verlos y no lo habéis hecho aún, no perdáis tiempo, que estos señores tienen una edad ya, aunque no lo aparenten en escena. Como ya dije yo (y sí, mola citarse a una misma)... la gente de su edad suele estar mirando las obras, la gente de la nuestra, en cambio, no les sigue el ritmo.

Por lo demás... me han prometido que me van a regalar a Gene Simmons y tengo toda la intención de colgarlo de la lámpara de la habitación. Martín dijo que moriremos por su lengua letal, pero no sé, compensa tanto a nivel estético que yo creo que es necesario. Eso sí, me han dicho que tengo que esperar hasta Navidad. Jooooooo.

¡¡¡Gene Simmons será mío!!!

En resumen... el concierto fue impresionante y, una vez más tengo que reconocer que tus planes siempre molan, Rober.

Venga, soy fan de esta foto, de absurda que es...

Y poco más, que hace mucho calor. Recomendando... líquido, mucho líquido. Yo últimamente no paro de ingerir agua, cerveza, cocacola, nestea, leche, colacao... ¡¡¡LO QUE SEA!!! VAMOS A MORIR!!! Y de música... algo de Kiss, por supuesto. Ya que hace no mucho recomendé "I was made for loving you" hoy le toca el turno a "Love Gun", que nos pusimos locos con ella en el concierto.

samedi, juin 12, 2010

Doze de Junnio de MCCXXIII: "Frikismo para dar y tomar"

Héme aquí, un sábado, a las once de la noche, tirada en el sofá y jugando al dragonaje. Si me llegan a decir hace un par de meses que iba a rechazar una noche de rol, no me lo creo. Llevaba tanto sin jugar que habría matado por ir a donde fuera a jugar a lo que fuera. Pero en este último mes y medio he cubierto la necesidad friki gracias a que Yazston pidió huequecito para mí en la partida que iban a empezar de "Séptimo Mar". Y gracias a que tanto los jugadores como Joan, el master, no pusieron pegas. Así que, sin haber tocado nunca "Séptimo Mar", me hice en un pis pas una ficha de personaje para unirme al cotarro. La parte mala es que, dada mi ignorancia en el juego en cuestión, escogí un personaje quizá un poco absurdo: una espadachina vodaccia. Para los que, como yo, no le hayáis echado el guante, resulta que la gente de Vodacce tienden a ser un tanto machistas y a no considerar nada bien eso de ver a una mujer empuñando una espada. Pero bueeeeno, con un poco de sacar una historia típica de la manga y gracias a la ayuda de Marc, que se armó de un par de libros y se vino a mi casa a ayudarme a optimizar el personaje, la verdad es que estoy bastante contenta con el resultado.


No es un tipo de personaje con el que esté acostumbrada a luchar. No suelo coger personajes especialmente combativos y, en caso de serlo, son magas, invocadoras y demases. Para todo lo demás, tiro de diplomacia. Incluso habiéndome gastado bien de PX en técnicas varias de lucha, como me pasó en La Leyenda, donde mi Akidoji/Bayushi Meiko no osó sacar nunca la katana de su sitio, vaya a ser que se dieran cuenta de que su técnica de lucha era "ligeramente" escorpiona, cuando ella se hacía pasar por grulla.

El caso es ése, no es un personaje con el que esté acostumbrada a jugar, me lo hice de un día para otro y eligiendo opciones casi echándolo a suertes, pero mira, poco a poco me voy haciendo a ella y me va gustando el personaje. Eso sí, es evidente que no me está gustando la campaña por lo mucho que mola o deja de molar Alda Ghiberti, mi chica, sino porque Joan se está currando un pedazo de historia que nos está enganchando. Intriga a patadas, sorpresas y algún que otro reparto de leña. Mola. Encima nos toca la moral... cuando empezamos a descubrir cositas va y nos cambia de escenario... A esto se suma el buen grupo de jugadores. En conjunto, está molando un montón y me encanta. Fijaos si mola que quedamos los miércoles por la noche y si la cosa se tiene que alargar, se alarga. Y no se ponen pegas, jaja. Maldita sea, qué mono tenía.

En fin. El caso es que hoy no he ido a la partida de Cthulú que organizaba Carlos, no por falta de interés (aunque es proverbial que yo siempre digo que jamás he jugado una partida de Cthulú que me guste, así que no le tengo mucha simpatía), sino porque estaba cansada por asuntos varios. Eso sí, ya que no cumplo con mi vena friki yendo a jugar, pongo de mi parte y avanzo un poco con el Dragon Age (dragonaje para los amigos), que tenía la partida dejada de lado desde el día que se me colgó la consola sin guardar y eché todas las pestes que pude.


La verdad es que dejar el trabajo del mal y cambiar de aires, como dije en el anterior post, me está dando para recuperar costumbres tristemente abandonadas. Y es que, maldita sea, por primera vez desde noviembre del año pasado... ¡tengo tiempo libre! Espero reducir un poco el tiempo libre por el bien de mi bolsillo, pero aún así, seguiré teniendo más tiempo que cuando trabajaba para esta gente, porque a lo tonto... trabajaba en casa y fuera de ella muchas más horas de lo recomendado.
Y con "costumbres tristemente abandonadas" me refiero en este caso a cubrir mi cupo de frikismo. El rol es parte importante, el reciente descubrimiento de un láser tag a mano nos ha molado a todos mil, así que también le estamos dando lo nuestro. Y eso que he descubierto que soy más mala que mandada hacer de encargo. Pero prometo intentar superar mis miserables puntuaciones, jajaja. Paso vergüenza, pero no por ello dejo el juego, que vaya si mola. A todos los que tengáis pensado venir en fecha próxima: Rhi, Mikel, Bardet... no dudéis de que os vamos a llevar. Estamos enganchados. Y encima, este finde yo no podré jugar y el próximo tampoco porque nos vamos al Norte, así que el siguiente vendré con mono, jeje.

Videojuegos y series son la siguiente cuota que había que rellenar. Aunque series sí había ido viendo, los últimos meses ya ni de eso caía, salvo las tardes vagas en casa de Lameri (Lameri, mon amour, que me he tragado la serie chunga de vampiros sin ti y no ha sido lo mismo... aunque, sorprendentemente, poco a poco se ha ido poniendo interesante... eso, o es síndrome de Estocolmo). Respecto a videojuegos, desde el Witcher hasta nuestros días, no había tocado nada, mientras el personal no paraba de restregarme el Dragon Age. La verdad es que me está molando bastante, aunque se me hace muy raro jugar en la Xbox en lugar del ordenador. Me siento muy torpe usando el mando cuando yo estoy acostumbrada a eso de dar a la W y a la E, maldita sea. Pero todo sea en pro de la opción de jugar en ese pedazo de tele que se compraron estos dos frikazos y de beneficiarme de los gráficos de la consola. Digo yo que poco a poco...
Por último, el otro día hicimos una pequeña incursión por frikiterías varias y volvimos a casa con un importante volumen de material para cubrir las friki-estanterías caseras. El caso es que, maldita sea, como dije el otro día "en esta casa hay demasiados cómics que yo no me estoy leyendo, algo no está funcionando bien". Así que, sin mayor demora, ya le he hincado el diente a la "Promethea" de Alan Moore y J.H. Williams III que capturé el otro día y no creo que tarde en empezar a hincar el diente a varias cosas que me seducen de las estanterías. Pfff ¡si incluso hay cómics de mi propiedad que todavía no he leído! esto no puede ser.

Por último, terminado el libro de los egipcios, que me ha satisfecho bastante, he rapiñado los libros de Marc del Juego de Ender. Me había leído el primero un par de veces, pero por unas cosas u otras no había echado el guante aún a los siguientes. He empezado por "La Voz de los Muertos", (pese a la polémica de qué libro es más conveniente leer en segundo lugar) y me está encantando.

Y con todo esto... lo vamos dejando, que el dragonaje me espera. Recomendando... algo de música, como siempre. Últimamente estoy volviendo a escuchar bastante a Amorphis, así que recomiendo "Skyforger", que no sé si la había puesto antes por aquí. Como bebestible... pues venga, esta vez un poco de cerveza. ¿Una hoegaarden?