mardi, mars 26, 2013

Vint i seys de março de MCCXXVII: "Desencuentros Rúnicos"

Ya estamos con el pie dentro de Semana Santa y por primera vez en muchos, muchos años, los Encuentros Rúnicos no han podido salir adelante. Después de muchos años de "disfrutad esto bien, que no se sabe hasta cuándo se podrán hacer", al final hemos llegado al año de "no se pueden hacer". Y no es que no se puedan hacer por cansancio de Atlas ni por ningún motivo mínimamente esperable, sino por el más absurdo e inesperado de todos: el Ayuntamiento de Rentería no ha movido un dedo para que salgan adelante.

Quiero que quede claro, antes de nada, que no soy miembro de la organización de Rúnicos. Soy socia de Atlas, sí, pero apenas hace unos meses y no puedo decir que haya hecho una gran labor dentro de la asociación, así que las opiniones que dejo caer por aquí son meramente personales, aunque creo que no me falta información para poder opinar. Si alguien quiere saber qué dice Atlas de todo esto, hay un comunicado en el que dejan todo bien claro y que podéis leer aquí. Si se quiere saber también qué dice el Ayuntamiento, también hay un comunicado que se puede leer aquí (y que se recomienda contestar con total tranquilidad, que parece ser que les molesta a los señores). Hasta donde yo sé, el "comunicado" del Ayuntamiento se ha compartido únicamente por facebook y a mi modo de entender, es una sarta de excusas baratas y de intentar hacer responsables al Gobierno Vasco (de refilón) y a Atlas directamente de la suspensión de Rúnicos. Como ustedes comprenderan, ya que Atlas hasta la fecha ha realizado los Encuentros de manera completamente voluntaria, sin ánimo de lucro y por amor al arte, resulta poco creíble que de repente les haya dado por poner impedimentos para que salgan adelante.

Y es que es cierto que el Ayuntamiento de Rentería nunca, en ningún momento, ha dicho que los Juegos Rúnicos (como los denomina el "responsable" de Juventud, que ni siquiera se ha tomado la molestia en enterarse de cómo se llama la actividad) no puedan seguir adelante o tengan que ser suspendidos. El problema es que tampoco han dicho que sí. O mejor dicho, han dicho que sí se pueden hacer actividades en el Polideportivo, pero que "no aseguran que se pueda dormir ahí". Claro, lo más normal del mundo es traer a 400, 500 no sé, un huevo de gente a Rentería y no ofrecerles un sitio para dormir ¿Dónde esperan que se queden? ¿En la calle? ¿En casa de alguien? Si aún fueran los responsables de algún hotel que esperan llenar, aún tendría cierta lógica, pero lo realmente fascinante de todo esto es que Rentería ni siquiera dispone de albergues, pensiones y hoteles suficientes para albergar a tanta gente. Y esto es porque Rentería jamás ha sido un sitio turístico. Y si jamás ha sido un lugar turístico y jamás han contado con tener que alojar a tanta gente, se pueden ustedes hacer a la idea de lo bien que viene al pueblo que se celebren los Encuentros. Porque esa gente que no pagaba por dormir, sí tenía costumbre de comer, beber y todo lo conveniente. Porque hay gente que viene con su paquete de bimbo y sus latas de atún, (opción muy digna que más de una vez he llevado yo misma a cabo) pero incluso esa gente se pasa por tal cafetería para echar un café, o se pasa por la fiesta de la cerveza del Aratz, o por el Stick a probar el cóctel de ese año, o por el Telepizza o el Amonaren Txokoa, o el Blue Chip, para "comer caliente hoy, que llevamos tres días de sandwich". Y seiscientas y pico personas vagando por un pueblo son mucha gente, y consumen mucho, y encima no dan problema alguno porque vienen a pasárselo bien y su principal actividad es jugar a rol o a juegos de mesa dentro de un polideportivo. Pues bien, el Ayuntamiento de Rentería no ha considerado que toda esa gente sea importante, ni que haya que procurar que tengan un lugar para dormir. Y ¿quieren saber por qué? Pues muy sencillo, en palabras del "responsable", el tal Unai Unsuain "Porque eso no interesa a nadie, sólo a vosotros y a los que son como vosotros".

Y resulta que da igual que nosotros y los que son como nosotros seamos seiscientas y pico personas, que estemos dando vida al pueblo, que hagamos consumo en bares, restaurantes, cafeterías y supermercados en unas fechas en las que ni Rita estaría pensando en pasar unos días en Rentería, porque para eso se van a Donosti, o a Zarautz, o a Getaria, que son sitios bastante más turísticos y con bastantes más cosas que hacer. Les da igual que esa gente haya ido trayendo a otra gente aquí. Que gente como yo, que jamás habíamos pisado Rentería, a día de hoy llevemos siempre al Stick, a echar un cóctel, a todos los colegas que vienen de fuera y que esa gente traiga a más gente. Les importa un pie, porque toda esa gente, y los hosteleros, y las familias de los hosteleros, por lo visto no somos nadie. Sólo nosotros y los que son como nosotros.

Y es cierto que ha habido cambios en la normativa, quizá por el Madrid Arena, sí, pero en definitiva viene a ser que no hay una normativa adecuada. Que no hay nada, ningún reglamento, ni una normativa, ni una lista de instrucciones de qué hay que hacer cuando duermen 300 ó 400 personas en el polideportivo de Rentería, así que nos han aplicado la normativa de albergues y se han quedado tan anchos. ¿Y qué dice la normativa de albergues? Pues cosas muy diversas, como que tiene que haber un baño por nosécuántas personas o que tiene que haber un espacio de tal para cada "cama". Y si nos ceñimos a esa normativa, apenas pueden dormir 180 personas en el polideportivo. A eso podemos añadir que ni siquiera nos aseguran que esas personas puedan dormir ahí, que por lo visto hay que enviar un informe al Gobierno Vasco y ¿saben qué ha pasado con ese informe? Nosotros tampoco. Sólo sabemos que Atlas se vio en la obligación de poner una fecha límite. Una fecha a partir de la cual ya era absurdo ponernos a organizar nada, dejar que la gente siguiera haciendo reservas o que las editoriales que vienen a echar una mano se siguieran enmarronando, porque si luego no salía adelante, iba a ser un marrón para todos. Y no, nunca dijeron que "no se podrían hacer", pero tampoco dijeron que sí, ni que harían todo lo que estuviera en sus manos, ni que se estuvieran desviviendo. ¿Y el informe? Pues en la fecha límite que Atlas se vio en la obligación de poner, ni siquiera se habían molestado en enviarlo.

Se les han pedido soluciones. Se habló de utilizar una sala que el Ayuntamiento tiene donde el centro comercial Niessen, pero de repente esa opción no era viable, sin mayor explicación. Se les pidió que mediaran para conseguir espacio en un colegio cercano, pero dijeron que eso no era asunto del Ayuntamiento (aunque el colegio reciba dinero para actividades por parte del Ayuntamiento) o que se plantearan utilizar también el polideportivo de Beraun, también en Rentería, aunque a cierta distancia. La única opción que tuvieron a bien ofrecer fue el albergue de Belabaratz, con ochenta plazas y a tomar por saco monte arriba. Que la ofrecieron sabiendo que no era una opción ni siquiera viable.

Y esto es, amiguitos, lo que ha pasado con Rúnicos. Los motivos, sólo los sabrán ellos. Supongo que viene a ser una mezcla de muchas cosas. En primer lugar, los Rúnicos cuestan pasta, pero ya me diréis qué actividad que se desarrolle en Rentería implica a una cantidad de gente similar.

En segundo lugar, el Ayuntamiento actual, en manos de Bildu, lleva apenas un año funcionando. El año pasado firmaron todo a regañadientes porque no tuvieron tiempo ni de planteárselo, pero este año llevan desde octubre viendo a ver cómo se quitan el tema de Rúnicos de encima y mareando la perdiz. Porque empezaron que si sí, que si no, que si ahora sí pero sin actividades nocturnas, que si ahora se pueden hacer actividades nocturnas pero no se puede dormir, que si ahora se puede dormir en el Niessen, que si ¿quién ha hablado del Niessen? Y en el fondo cabe sospechar que también tiene un punto político, que esto era una actividad que protegía el anterior Ayuntamiento y que "no tenemos por qué hacer nosotros". Y así, porque un partido protegía una determinada actividad, el siguiente decide que le den por saco. Y es una lástima, de verdad que lo es, porque los Rúnicos ni tienen ni han tenido nunca ninguna implicación política. Aquí viene gente de todas partes, de cualquier ideología, con intención de pasar unos días tranquilos y jugar a rol. Y seguramente vienen votantes del PSOE, pero también vienen votantes de Bildu y qué quieren que les diga. En el pasado yo misma me he planteado votar a Bildu porque me parecían una opción interesante. En vista de cómo gestionan los ayuntamientos locales, ahora no tengo la menor intención pero una cosa tengo clarita. Si viviera en Rentería y hubiera votado a Bildu, me estaría defecando en sus ancestros y en la condenada vida les vuelvo a votar. Me da igual que salga el PSOE, IU o la malnacida de Rosa Díez (que insulte a Rosa Díez no quiere decir que exculpe a PSOE e IU, no me malinterpreten). No les voto y además, hago lo posible y lo imposible porque a nadie de mi entorno se le vuelva a ocurrir meter un miserable voto para Bildu en las urnas porque una cosa tengo clara: mi vida ni ha mejorado ni ha empeorado porque el PSOE o Bildu estén saliendo en Rentería. Pero resulta que con el PSOE tenía Rúnicos y con Bildu no. Y Dios me libre de defender al PSOE o pedir votos para ellos.

Total, que este año nos hemos quedado compuestos y sin jornadas y aquí, unos servidores, cogen las maletas y se largan a pasar unos días a la Salamanca profunda. A desconectar un poquillo de todo esto y pasar unos días tranquilos. El año que viene ya se verá. En el fondo queda la esperanza de que el tal Unai Unsuain asuma de una condenada vez que haya metido la pata hasta el fondo y haga lo posible para que los Encuentros Rúnicos puedan tener lugar el año que viene. Quizá sí, quizá no. También puede ser que se planteen en otra localidad. Sería una pena, las cosas como son. Son muchos años haciéndolo en Rentería, disfrutando de la colaboración de los comercios locales, que llevan años implicándose y echando una mano con todo, por no hablar de que a todos nos gusta disfrutar de la actividad en el polideportivo. Pero las cosas como son... si aquí no se puede y se puede en otro lado, pues adiós Rentería, hasta más ver.

Y sus dejo ya, que iba a empezar a escribir la entrada con intención de seguir por la noche y coñe, me he calentado.

Tómense un té de kusmi de chocolate, como una servidora. Y acompáñenlo del "Dead Winter Dead" de Savatage. Enterito. Para qué decir una canción cuando todo el disco es como una canción con variaciones.


2 commentaires:

Raziel Jharkav a dit…

Fuegoooooo!!!! Más madera, más maderaaaa!!!

Azelaïs de Poitiers a dit…

Yo ya estoy dando guerra, Raz, toda la que puedo, ya sabes, pero estaría bien que toda la gente que está defecándose en el Ayuntamiento, se lo hiciera saber, para que no salgamos siempre los mismos. Que vaya, que se ha quejado mucha gente por twitter, enviando firmas, por facebook, escribiendo mails y tal, pero si pueden ser más... mejor!