samedi, novembre 10, 2007

Diez de noviembre de mildoscientos veinte i uno: "Lo que va de saber a no saber lavar"

Opinar, lo que es opinar, lo hacemos todos. Sin embargo, hay gente que en lugar de opinar, necesita comunicar al mundo sus grandes verdades reveladas acerca de temas que no tienen ni condenada idea.

Es un tema del que nos estamos riendo últimamente en distintos sitios... Arien me comentaba cómo estaba un poco hartita de ver cómo determinada gente alababa ciertos mangas asegurando que eran "lo mejorcito en el mundo del manga" cuando esa gente no había visto ni cuatro mangas más y no podían distinguir un dibujo bien hecho de otro lamentable. Luego están los que fagocitan manga sin aprender a diferenciar lo bueno de lo malo. Y es que eso último también abunda... esa gente que por digerir toneladas de una materia cree que sabe mucho, pero que realmente ni ha asimilado conocimiento, ni tiene espíritu crítico alguno. Tienen espíritu criticón, que es otra cosa muy diferente.

Lothi también anda candente con la gente que asegura estar haciendo grandes creaciones literarias, cuando lo único que hacen es escribir y mal. No se molestan en aprender de grandes escritores y qué demonios, no se molestan siquiera en aprender gramática española, que buena falta les haría.

A mí me "molesta" (y lo pongo entre comillas, porque más que molestarme, normalmente me produce risa), que gente que no tenga ni idea de dónde están los agujeros de la flauta del cole, se dedique a expandir e informar al mundo sobre sus grandes descubrimientos en el mundo de la música. Que nadie piense que me creo la máxima autoridad en la materia porque no puede estar más alejado de la realidad. Eso sí, asumo que mi conocimiento es considerablemente superior al de la mayoría de la gente que anda por la calle. Principalmente por un motivo: me he molestado en aprender. Al mismo tiempo no me he molestado en aprender otras materias. Asumo mi desconocimiento y generalmente suelo pedir consejo a gente que sí se ha molestado en aprenderlas: no tengo ni idea de matemáticas, si quisiera escribir un libro pediría consejo a Lothi, cuando quiero saber algo de informática se lo pregunto a Fëanor, mis dudas veterinarias se las hago a Paula, temas de ciencias, a Marcos, pregunto a Rosa cómo preparar unas oposiciones y a Alberto siempre que quiero saber algo de derecho y de economía entre otras muchas cosas. De paso, también pregunto a toda esa gente cuando algo me huele mal antes de ponerlo a parir. Por si me patino. Una cosa es mi opinión personal y otra las enormes burradas que puedo llegar a decir. Según dónde, no me gustaría criticar ni ensalzar cosas sobre las que no tengo ni idea. Nunca se sabe quién puede llegar a leerlo.

Decía que no tengo mucha idea de música y sin embargo he dedicado mucho tiempo a ello, por lo que sé bastante más que la mayor parte de la gente (lo que no es mucho decir... todo el mundo escucha música o ruido o algo, pero pocos saben diferenciar un acorde mayor de uno disminuido). En este país queda feo y pomposo hacer demostración de conocimientos cuando estos existen, mientras cualquiera puede sorprendernos con su espíritu criticón sobre aspectos en los que no tiene ni idea. El caso es que da mal rollo hablar de los conocimientos de uno mismo porque parece que está creyéndose la octava maravilla, pero igual me da. Quien prefiera que aporte datos sobre "mi curriculum musical", aquí los tiene:

Mi padre es músico y era profesor de música. Componía y tocaba varios instrumentos, unos mejor que otros (ahora me vienen a la cabeza la guitarra, el acordeón, el bajo, la trompeta, el trombón de varas y un piano que se compró recientemente y está empeñado en tocar). Aprendí antes las notas musicales que a leer y eso que aprendí a leer con tres años (mi padre se aburría y consideró que yo también lo hacía, ya veis). De pequeña digerí la mayor parte de sus clases de solfeo y acordeón y de algo más mayor (hasta los catorce años) seguí con solfeo y me pasé a guitarra. Estudié algo de armonía por aquella época. Si sus alumnos daban dos clases por semana, yo daba las de todos los alumnos. Estaba siempre ahí, vamos, jaja.

Dejé de estudiar música pero seguí escuchando casi exclusivamente música clásica. Sobretodo porque en aquellos tiempos no sabía que había mucha música interesante y con algo de complejidad musical en esta época y me parecía aburrido casi todo lo actual que escuchaba. A los 17 años volví a tocar la guitarra y al año siguiente unas amigas mías me convencieron para que tocara en la orquesta de plectro (una orquesta de plectro es una orquesta de cámara en la que los instrumentos de cuerda son de cuerda pulsada en lugar de frotada) donde que ellas tocaban la bandurria y el laúd, respectivamente. Me convencieron porque no se podían creer que tocara por afición piezas de Bach con la guitarra. De primeras me negué porque no me creía capaz (había ido a conciertos suyos y me parecían muy buenos), pero me trajeron unas partituras a casa y descubrí que sí lo era.

Estuve tocando en la orquesta "Paulino Otamendi" desde los 17 años hasta los 26, aproximadamente. Con un par de parones cuando me fui a Italia y cuando me fui a Madrid. La verdad es que echo de menos la orquesta por lo bien que nos llevábamos y porque era una maravilla hacer música todo el mundo a la vez y muy diferente a lo que hace en casa uno solo. Ahí conocí a gente que sí sabía muchísimo sobre música. Ahí estaba Araitz, esa chica que con 15 añitos tocaba "Recuerdos de la Alhambra" como quien se rasca la tripita y tocaba el piano a dos manos "de oído" (a la chica que tocaba el clave casi le da un chungo cuando la vio tocar "de oído") y Koldo Pastor, ese pedazo de compositor que hacía las obras más difíciles del mundo y que nos hacía parar a todos cabreadísimo porque "había oído un mi bemol que venía de esa zona", cuando todos pensábamos que estaba sonando todo increiblemente bien.

Con todo esto, no quiero decir gran cosa. A fin de cuentas no he terminado cursos superiores ni convalidé nunca nada en el conservatorio por vaga. Gente que había en mi orquesta, Javi, ese amigo de Marcos que vive en Madrid o mis tíos, que me han grabado cositas y dejado partituras desde que era pequeña saben infinitas cosas más que yo y me encanta, porque siempre que estoy con ellos y sale el tema aprendo un montón de lo que me explican y por cierto, aprovecho para preguntarles por determinados compositores, músicos o grupos musicales a ver qué les parecen. A fin de cuentas, lo que yo he aprendido únicamente me sirve para distinguir qué obra debe de ser difícil de interpretar o, cosa importante, qué pieza musical tiene una gran complicación armónica y cuál es una fantochada con muchas notas y complicación nula.

Por eso me resulta ridículo que alguien que no sabe medir un miserable compás de tres por cuatro, diga que está mal medido. Lo triste es que se amparan en declaraciones del tipo de "llevo toda mi vida escuchando buena música" (¿de verdad esa gente no paraba de escuchar a Bach? pues no aprendieron nada, jaja) para criticar la habilidad de tal guitarrista, la afinación de tal cantante o esa gran frase de "musicalmente es un grupo muy bueno" (o muy malo) que aparece en la boca de cualquier petardo que no termina de acordarse de cómo se dibujaba la clave de sol.

Recomendando la "Sinfonietta Concertante" (Op. 9) de Koldo Pastor, que ese sí que es un semidios de la música (del que se rumoreaba que era una de las pocas personas que tienen "oído absoluto muy fino", nadie tuvo narices nunca de preguntarle ni eso, ni casi nada, aunque algunas se empeñaron en ligárselo, jajaja). Para beber, moscatel y mosto, que era lo que tomábamos en los descansos de los ensayos.

21 commentaires:

Lothi a dit…

Sólo puedo decir "amen". De verdad, no sé que manía le ha dado a la gente para que se crean que están en posesión de la más amplia cultura y los más brillantes talentos artísticos. ¡Qué dolor, por favor!

Está bien tener autoestima, pero es que lo que hace esa gente (tengo varios en mente) es autoengañarse. Auto, porque lo que es a los demás, ya difícil, que les tenemos "caladitos". ¿Por qué? ¿Son sus vidas tan aburridas, tan vacías, tan inanes? ¿Es que necesitan sentirse especiales y diferentes?

No es por ponerme de ejemplo, pero no tengo nada más a mano... Yo soy consciente de mis limitaciones, de mis lagunas culturales (la música, las ciencias, la economía, la lingüística... jo, hay muchísimas cosas), y, precisamente, no me dedico a pontificar sobre eso. Será por vergüenza, que me moriría si luego me llegase alguien que sabe de verdad y me dijese "¡estás de coña, eso no es así!".

No sé. Creo que es una batalla perdida. A mí, particularmente, se me llevan los demonios. XDDD Pero, bueno, ya pasará.

Por cierto, la frase "musicalmente son malísimos o buenísimos o regulares" creo que nunca te la he oído utilizar a tí. XDDD Sí a mucha otra gente, que debe pensar que queda guay y como súper culta. A mí, la verdad, me huele a chamusquina.

(También hay otro tipo de personas, bastante irritantes también, que son los que se dedican a despreciar la cultura y los gustos de los demás a base de frases como "escribo como hablo", "no tienes ni idea", "¿de qué sirve saber quién fue Chaucer?" o "el Arte moderno es una mierda y un timo, porque yo no sabré de Arte, pero sé lo que me gusta" (cosa que me hace mucha gracia, porque a lo que se refieren es al contemporáneo, pero eno XDDD) cuando, por lo general, son los mayores zotes que he visto. Paciencia.)

Lily a dit…

Y toma testamento. Perdón, es que me emociono sola. XDD

Azelaïs de Poitiers a dit…

Bueno, mucha gente les tenemos caladitos y como no los aguantamos, si nos hemos juntado con ellos alguna vez, con el tiempo los mandamos al cuerno.

Sin embargo también los hay que tienen seguidores que opinan que lo que dice su señor va a misa, jaja. Aunque un día sea una cosa y otro día otra, como suele ser el caso. A fin de cuentas, las opiniones sin fundamento se olvidan en unos días... Eso sí, como ya dije hace tiempo con el post de la amistad: es infinitamente mejor tener amigos que seguidores fans de tus opiniones. Y esa gente tiende a quedarse sin amigos (si es que los tuvo alguna vez) en favor de los seguidores.

Y sí, les encanta sentirse especiales. Si no, no aguantarían a esa chusma que les dora la píldora, jaja.

Lothi a dit…

Cierto, está íntimamente unido lo de creerse un "cedro del Líbano" y la última cocacola del desierto con lo de tener una Corte de lacayuelos zombies.

Nanna a dit…

Jo, me encanta cuando escribís cosas que ando pensando XDDD
Aaaaamen!!

Eowyn Zirbêth a dit…

Fíjate que me repatean las tripas más los que desprecian el conocimiento que los que de forma estúpida creen tenerlo. Me parece que insultan a los demás y se insultan a sí mismos. Pero vamos, de acuerdo contigo, para variar XD

Azelaïs de Poitiers a dit…

Tienes razón, Eowyn, esos también son bastante patéticos. Sin embargo, cada cual se lamenta más de lo que tiene al lado y a mí me abundan más los que saben de todo y no saben de nada que los que desprecian el conocimiento.

Lothi a dit…

¡Qué suerte tienes, Azelaïs, prima! Que yo estuve a punto de liarme con uno de los que desprecian el conocimiento ajeno. (Sí, él que me decía: "¿Y de qué sirve saber quién fue Chaucer"...)

Arien Ancalimë a dit…

qué fuerteeeeeeeeeee!!!! Yo también estuve en una orquesta con Koldo como director XD de hecho fue mi profesor de armonía, aunque lo dejé enseguida. No sabía que tú también habías trabajado con él ^^'

Besoteeeees

Azelaïs de Poitiers a dit…

Halaaaaa ¡no puede ser! Bueno, sí que puede ser, enseñó armonía en Pamplona a todo el que se dejó y el muy pluriempleado ha dirigido bastantes orquestas, jaja. Qué majo. Y qué miedo daba ¿que no? ¿a vosotros también os decía lo de "diablos chinos"? (si a eso añadía "filipinos" estabas sentenciada y que no te pasara nada).

La verdad es que Koldo era impresionante y un gran compositor. Le moló dirigir nuestra orquesta (fue, de hecho, el que convirtió la antigua rondalla en orquesta de cámara) por eso de trabajar con una orquesta diferente. Algunas obras que hizo, de hecho, las hizo para que las tocáramos nosotros. Mola ¿eh?. El muy perro podía habérnoslas hecho más fáciles, por cierto, que no eran difíciles ni nada... Qué majo y qué gran músico

Nienna a dit…

jopé, desconocía esa faceta musical tuya.Si es que donde hay talento....tiene que salir por donde sea.
Ná, que a ver cuando veo en acción a esta joyita,je,je
Estreno blog;pásate por él pliss
Besitos!

Eleder a dit…

"Fíjate que me repatean las tripas más los que desprecian el conocimiento que los que de forma estúpida creen tenerlo"

Como dijo aquél, y utilizo siempre...

"La envidia de la virtud / hizo a Caín criminal; / ¡gloria a Caín! hoy el vicio / es lo que se envidia más"

;)

Arien Ancalimë a dit…

jajajaja sí, recuerdo a todos sus diablos XD pero no recuerdo en cambio que diera miedo ni que sus partituras fueran tan difíciles, quizá no esperaba tanto de nosotros (y desde luego a mí me tenía mimada porque fui su única cellista durante varios años, parece que a nadie le gustaba ese intrumento por allí XD) Eso sí, era muy capaz de pararlo todo porque le sonaba raro un mi bemol por "aquella zona" XDD

Y por otra parte, Eleder, cada vez hablas más en acertijos, ¿piensas acabar como los magos? En cualquier caso, geniales ambas citas, agradecería que me pusieras también las referencias (manías del oficio ;P) Pero sí, en los tiempos que nos toca vivir se valora mucho más el vicio que la virtud, la memez que la demostración real de conocimientos, sigh... pero weno, aún quedamos algunos que maliciosamente nos divertimos a veces mucho a costa de esos otros ^^

Besoteeeeeees

Eleder a dit…

Pues...

La referencia de la segunda cita es Antonio Machado, _Campos de Castilla_.

Y la referencia de la primera cita es "Comentario de Eowyn a este post, ocho por encima de éste"

XD

Arien Ancalimë a dit…

avergonzada (Arien colorada) De lo de Eowyn no me di cuenta y la otra cita no sabía que era de Machado ^^' tanto por aprender, sigh... XD

Azelaïs de Poitiers a dit…

Uy, Nienna, ni hablar... hace eones que no toco la guitarra y me niego a hacerlo en público, jajjaa. De no ser que de una vez me tome en serio lo de retomar el guitarreo, pero lo tengo bastante difícil porque las partituras que tenía de principiante (imprescindibles para empezar como debe ser, desde el principio) las tiene Marcos y siempre se le olvida devolvérmelas, jiji (y a mí pedírselas, todo sea dicho).

¿En serio Koldo no os daba miedo, Arien? Joer, pues nosotros pasábamos terror. Creo que no he visto a nadie echar fuego por los ojos como a él, jaja. Quizá simplemente le dábamos más mal que vosotros. Eso o que dirigir orquestas a las doce de la noche (y una de la mañana) debe de dar acidez de estómago y todo, jaja. Pobrete, el trabajo que le dábamos. Por cierto ¡Qué suerte haber tocado tanto tiempo con él!, yo no tuve esa suerte porque el hombre estaba ocupadísimo con otras orquestas y dejó la nuestra por eso de investigar otras opciones. Eso sí, nos tenía mimados y siempre estaba ahí para echar un cable y dirigirnos conciertos de urgencias, jaja. Con decir que cierta vez le llamamos a las once o las doce de la noche para explicarle que el director que teníamos se había ido a por tabaco y no volvía... (el cual si que resultó estar perturbado, por cierto, de hecho se alteró cuando estaba dirigiendo una obra que precisamente era de Koldo, jaja).

Ahora que recuerdo, mi primer concierto fue dirigido por Koldo. En el patio de los gigantes. Creo que podría incluso reconstruir el programa. Y eso que no sé ni si conseguí pulsar una cuerda, con el tembleque que llevaba, jaja.

Buenas las citas, Eleder, incluida la de Eowyn, jajaja. O mejor dicho, incluida la de Machado, porque no soy nada, pero nada fan de los Machados. Ni uno ni otro. Y mira que les puse ganas a ambos, pero nada.

Lothi a dit…

¿Pero a alguien le gusta Manuel Machado? ¿Y los hermanos Álvarez Quintero?

Eleder a dit…

¿"Ínclitas razas ubérrimas, sangre de España fecunda"? Yo lo leí poco, pero no me disgustaba, desde luego.

Claro que yo era el apestado de mi clase por decir que mi poeta favorito era Campoamor XDDDDDD

Lothi a dit…

Hmmm... que interesante. ¿Te llegaron a pegar por lo de Campoamor? A mí es que me gustaba Garcilaso de la Vega. Y ya. XDD (Luego descubrí a los ingleses y mejoré. XDDDD)

Azelaïs de Poitiers a dit…

Lo de "Ínclitas razas ubérrimas" está gastadísimo, de hecho nadie nos acordamos de cómo sigue, jaja.

Uhmmm a mí no me gustaban ni ver los Álvarez Quintero y no me miraban muy bien por eso de que me gustara Aleixandre. Pero bueno... en mi clase y entre la mayoría pijil en general estaba mal visto leer poesía. Y luego estábamos el grupo de culturetas del insti entre los que estábamos los aficionados a leer a Beaudelaire y a Rimbaud y emborracharnos a base absenta cuando podíamos conseguirla (nos autodenóminabamos la Generación del 96, seguidores del simbolismo y varios ismos más, dependiendo de nuestra fase vital, jaja). Uhmmm esos eran los que me miraban mal por lo de Aleixandre, ahora que lo pienso, jaja.

Nexo Gûre a dit…

Prima, ¡no mientas! A ti lo que te gustaba eran las juergas que se hacían en la bajera de la orquesta jajajaja. Que luego improvisábamos con los instrumentos y éramos capaces de cantar algún berrido entendible… olvida eso último, ¡no eran entendibles!

Pues ciertamente creo que tú tienes buen gusto para la música. De hecho, hemos compartido gusto, recomendado, pasado y dado, mucha música que tengo presente siempre y que me ha marcado épocas. (Seguramente también escuchare algo que te parecerá basura jajaja)… pero dejo bien claro, que yo soy una aficionada, escucho música por lo mas simple… me gusta y me encanta todo lo que conlleva.

Yo no puedo decir gran cosa, he estudiado música, he escuchado muy buena música desde clásicos a mas actuales y creo tener oído, si no, pásame la flauta del colé y veras como te toco la música de Dark vader , jajajaja
En serio, estudie muchos años piano pero pienso que para criticar música tienes que saber muy bien de lo que hablas. Puedes aprender música y no tener ni idea de ella, o creer que si sabes. Obviamente si estudias sabes algunas cosas más que los demás pero eso no hace que seas un músico increíble. No considero que sepa mucho más de la música que los demás, pero hay que decirlo, toda mi familia ha estado relacionada con ella.
Mi padre también toca varios instrumentos, se saca su propia música con dos… y se lo monta el solito grabando sus cds.
Puede que guste o no, otra cosa es cuando esa música no te va…pero para eso están los gustos y bueno, los gustos que a veces, no se respeta a otros.
Para mi la música es muchas cosas, inspiración para dibujar, escribir, ambientación para leer, compañía para cualquier momento, juerga, historia, recuerdos, un medio de comunicar muy especial, etc… (Son mas cosas, claro).

En fin. Para mi las criticas que se puedan hacer tienen que ser constructivas… si son a joder, es mejor ni oírlas, otra cosa es que se diga el mismo mensaje con respeto y con ganas de mejorar. De todo se aprende.

Ah, y no te acordaras pero hace muchos años… me enseñaste a tocar una canción con la guitarra y aun la toco emocionada jajaja. Luego practicábamos alguna canción de Bach con el piano esas noches de farra jajaja. Creo que era un intercambio razonable.