mardi, mars 01, 2011

Uno de março de MCCXXV: "Sinde... recho a réplica"

Lo que me molesta no es que me impidan beneficiarme del trabajo ajeno, sin pagar un duro como, al parecer, quieren dejar claro.

Lo que me molesta es que
piensen que tenemos que pagar por cosas que ni siquiera queremos ni necesitamos y no nos ofrecen lo que sí estamos interesados en tener. Exigen que, para ver una película o escuchar una canción, paguemos los gastos de edición de los CDs, la maquetación de las carátulas o incluso los gastos de distribución, cuando a mí, personalmente, un CD me molesta más que otra cosa. He llegado a descargarme discos y películas que tengo comprados porque me resulta mucho más cómodo tenerlo en el ordenador que andar rippeando nada (no tengo lector de DVDs ni de CDs ni falta que hace... es más, mi portátil ni siquiera tiene lector de DVDs y sorprendentemente ni siquiera es algo que eche de menos). Descargo películas, series y discos de páginas que me ofrecen este servicio y me preocupa bastante poco que sean oficiales o no. En lugar de cerrar estas páginas, que se molesten en ofrecer alternativas. Al parecer, spotify funciona bastante bien ¿no? Si no pagamos directamente la cuota mensual, la pagamos escuchando publicidad. ¿Es tan difícil buscar soluciones similares? Yo he pagado en más de una ocasión la cuota de megavídeo para descargarme series con entusiasmo. El resto del tiempo, he descargado series mientras se me abrían ventanas con publicidad. Es de cabeza que ese dinero no va a las productoras... mala suerte, que ofrezcan algo similar y obtendrán ellos mismos esa ganancia. Yo, personalmente, estaría encantada de que la RBO, por poner un caso, ofreciera sus propias series para descargar en versión original y con buenos subtítulos. O simplemente de poder verlas online sin posibilidad de descargarlas pero con una buena resolución. Estoy segura de que pagaría más de una cuota (a un precio acorde con lo que me ofrecen, por supuesto) o estaría encantada de poder tragar toda la publicidad necesaria... Desde luego, sería mucho más cómodo que tener que tantear dónde están los mejores subtítulos.

Lo que me preocupa que tienen un negocio completamente obsoleto del que pretenden seguir tirando a costa de lo que sea. Pretenden comer cientos de intermediarios de una sola canción o un solo libro y, sintiéndolo mucho, es imposible. Esto no quiere decir que la música, el cine o la literatura no generen dinero. Al contrario, la gente, por rascada que ande de los bolsillos, sigue dejándose una pasta en ocio. Que visualicen de qué forma se deja la gente ese dinero y le saquen partido, en lugar de lloriquear porque otros lo están haciendo a su costa.

Me molesta que quieran ver ganancias directas e inmediatas y no sepan valorar que el hecho de que el público acceda gratuitamente a demos o que se descargue cosas supone ganancias a la larga. Que no tenga la intención de gastar un dinero desproporcionado por tener un CD (que, insisto, me estorba más de lo que me sirve) no quiere decir que no vaya a pagar por ir a ver un concierto de ese grupo, o que no vaya a gastar dinero en camisetas o sudaderas o incluso en regalar el CD a alguien que se vea más contento que yo de tenerlo en la estantería. Eso sí, si no escucho nunca a ese grupo porque no he comprado el CD, nunca gastaré ese dinero en el resto de cosas porque nunca sabré que ese grupo me gusta.

Me cabrea profundamente que digan que, si nos descargamos libros, no se van a editar más. Consideran que la publicación y por consiguiente, venta de libros se está yendo al traste porque la gente prefiere descargarse libros que comprarlos. ¿Perdón? Yo, personalmente, no he descargado un libro en mi vida. No porque me parezca una aberración ni nada parecido, sino porque odio leer de una pantalla y, mientras haya libros, prefiero seguir leyéndolos, gracias. Esto no significa que pague por todos los libros que leo, ni muy lejanamente (y está hablando una persona que se ha dejado buenos dinerales en libros). Es más, dudo mucho que la cantidad de libros que haya comprado en mi vida sea superior al 10% de lo que he leído. El resto, ha salido limpia y legalmente de bibliotecas o de las casas de mis amigos. Huelga decir que sólo compro libros que considero que me van a gustar. En ocasiones, siguiendo consejos de amigos o habiendo visto buena pinta al ejemplar. En otras muchas ocasiones, porque se trata de libros que me he leído antes "por la cara" o de autores que he leído anteriormente, de forma igualmente gratuita. Huelga decir que compro libros porque me gusta tenerlos, por si los quiero releer, pero en gran parte también porque quiero poder prestarlos, igualmente por la cara, a cualquier amigo que le apetezca leerlos. ¿Qué será lo siguiente? ¿Cierre de bibliotecas? ¿Libros que se caducan a la siguiente leída, vaya a ser que los prestes a cualquier criminal sin ganas de pagar por el derecho a leer?.

Me indigna que nos tomen el pelo. Que desaprueben una ley a la vista de todo el mundo y con grandes titulares y que, un mes después, hagan un acuerdo bajo manga entre partidos que, supuestamente, estaban completamente en contra, volviendo a poner la ley en marcha. Me toca las narices que apenas haya aparecido en la prensa como un pequeño titular secundario en la sección de cultura.

Me resulta seriamente preocupante que "una comisión de sabios" pueda decidir cerrar una página web a voluntad propia. No porque me vayan a cerrar las páginas de donde habitualmente descargo cosas (esto se ve venir... desde tiempos del napster hasta nuestros días nos las hemos ido componiendo para bajarnos lo que nos ha parecido), sino porque esto les da carta blanca para cerrar lo que se les ponga en las narices. Con semejante poder entre manos ¿cuánto tardarán en empezar a cerrar webs informativas que publican cosas que no les interesa que salgan a la luz?. Considerando que, hasta la fecha, tenían control absoluto sobre todos los medios informativos salvo internet... al fin han encontrado acceso al único lugar donde podía extraerse información de verdad, de la que les molesta que se vea.

Lo que me molesta no es que no me dejen robar, beneficiarme y quitar el pan de la boca de los niños de toda la gente cuya vida depende de las ventas. Lo que me cabrea es que nos tomen por subnormales.

Recomendando... una manzanilla para las tripas revueltas. Y "Montsegur", de Maiden, que siempre es buena propuesta para tiempos de ira.

6 commentaires:

Abrahamdale a dit…

Dato curioso: he llegado a comprarme series en dvd que tenían subtítulos con una tipografía horrible, faltas de ortografía y erratas. Esa misma serie, disponible en internet, tenía subtítulos de tipografías cuidadísimas, ninguna errata, efectos gráficos tipo karaoke cuando se terciaba...
Y todo por amor al arte, mientras los que cobraron el pastón de los dvd's ni se molestaron en cuidar su trabajo, que era editar esos contenidos decentemente.

Selerkála a dit…

Ahora mismo te pondría el post en un cartel de CUANTA RAZÓN. ^^

Completamente de acuerdo con todo lo que has dicho.

Yo por mi parte detesto también la idea de dejar de comprarme libros. Es un placer del que no pienso prescindir mientras pueda.

Y lo de las series / películas, cierto, puede haber mil formas de renovar la industria que salga bien para ambas partes. Pero el problema está en que no quieren dejar escapar ni un céntimo. Es como las petroleras con los prototipos ecológicos. ¿Por qué no están desde hace años en el mercado esos coches que a penas consumen? Porque no les interesa...

Qué asco de sociedad capitalista, hija. ¬¬

Sihaya a dit…

" ¿Qué será lo siguiente? ¿Cierre de bibliotecas? ¿Libros que se caducan a la siguiente leída, vaya a ser que los prestes a cualquier criminal sin ganas de pagar por el derecho a leer?"
Ya intentaron de las suyas: http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20090520/opinion/cartas-director/nuevo-exceso-sociedad-autores-20090520.html

Desgraciadamente, cualkiera ke sea la forma de fatalidad y elitismo ke se nos pueda ocurrir a nosotros ellos ya lo tendrán estudiado desde 8 ángulos distintos. No kieren ver el inminente cambio social, son unos burgueses acomodados a los ke el ultra-capitalismo les ha rascado un poco la oreja y se han convertido automáticamente en lobos. Ya les da igual ke sus políticas signifiken menos cultura para todo el mundo.

¡Muy buen post!

Sihaya a dit…

" ¿Qué será lo siguiente? ¿Cierre de bibliotecas? ¿Libros que se caducan a la siguiente leída, vaya a ser que los prestes a cualquier criminal sin ganas de pagar por el derecho a leer?"
Ya intentaron de las suyas: http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20090520/opinion/cartas-director/nuevo-exceso-sociedad-autores-20090520.html

Desgraciadamente, cualkiera ke sea la forma de fatalidad y elitismo ke se nos pueda ocurrir a nosotros ellos ya lo tendrán estudiado desde 8 ángulos distintos. No kieren ver el inminente cambio social, son unos burgueses acomodados a los ke el ultra-capitalismo les ha rascado un poco la oreja y se han convertido automáticamente en lobos. Ya les da igual ke sus políticas signifiken menos cultura para todo el mundo.

¡Muy buen post!

Sihaya a dit…

" ¿Qué será lo siguiente? ¿Cierre de bibliotecas? ¿Libros que se caducan a la siguiente leída, vaya a ser que los prestes a cualquier criminal sin ganas de pagar por el derecho a leer?"
Ya intentaron de las suyas: http://www.eldiariomontanes.es/prensa/20090520/opinion/cartas-director/nuevo-exceso-sociedad-autores-20090520.html

Desgraciadamente, cualkiera ke sea la forma de fatalidad y elitismo ke se nos pueda ocurrir a nosotros ellos ya lo tendrán estudiado desde 8 ángulos distintos. No kieren ver el inminente cambio social, son unos burgueses acomodados a los ke el ultra-capitalismo les ha rascado un poco la oreja y se han convertido automáticamente en lobos. Ya les da igual ke sus políticas signifiken menos cultura para todo el mundo.

¡Muy buen post!

Azelaïs de Poitiers a dit…

Madre mía, un Dûriner por estas tierras. La última vez que le vi el careto estaba usted (además de muy guapo) casándose, jajaja. Me alegro mucho de leerte por estos lares, tícher.

Sobre los DVDs... ahí estamos, clara muestra de que no es que no queramos gastar un duro en productos que nos gustan, sino que tenemos un sentido del gusto y del "amor al arte".

Pues sí, Seler, en esta sociedad hay que pagar absolutamente por todo. Y ya que no pueden controlar que un amigo caritativamente te deje un libro... pues atacan a lo que sí deja rastro.

Y bueno, Paulatxa, de piedra me dejas. Aún tendremos que acabar encadenándonos a las estanterías de las bibliotecas... en fin, espero que no tengan las pocas luces de sacar esa medida adelante, aunque tampoco me sorprende que haya aparecido en una de sus brillantes cabecitas. Ya ves, no desaprovechan una oportunidad de llenarse el bolsillo estrujando el ajeno, que no sus sesos.