vendredi, janvier 16, 2009

Diez i seys de januario de mildoscientos vint y tres: "Año Nuevo..."

Que conste en acta que soy antifan del rollo "año nuevo, vida nueva". Resulta poco convincente que la vida de nadie cambie mágicamente por el mero hecho de cambiar de año. Allá cada cual y que el personal se haga sus propósitos todos los años, jaja. En cualquier caso, este año sí hacemos un cambio radical de vida el Elfo, las gatitas y yo, porque hemos cogido nuestros trastos (por Dios, ¡¡¡¿¿¿cómo podemos tener tantísimos trastos???!!!) y nos hemos cambiado de casita. ¿Los motivos? Los normales... mejor calidad/precio: muchos más metros cuadrados por mucho menos dinero. Añádase a esto calefacción (que teníamos en la otra casa, pero no abunda en demasiados pisos de alquiler por estos lares), aire acondicionado y cocina y baño reformados. Además, tiene pocos muebles y de los que tiene, nos han dejado tirar lo que no nos gusta. No es que nosotros tengamos demasiados muebles (aunque, a lo tonto, ya hemos ido juntando cosas), pero sí los justos para hacer nuestras cosas. Si algo tenía de agobiante la casa anterior es que estaba llena de mil cosas que no usábamos y que nos comían el poco espacio que había.

La casita es un chollazo. Las únicas pegas que tiene es que es un cuarto piso sin ascensor (haremos piernas, pero maldita la gracia que nos ha estado haciendo mientras traíamos cosas, brrrr) y que ya no vivimos en una zona tan céntrica como era la Puerta del Carmen. De todas formas, tampoco nos vamos a mal sitio ni nos quedamos aislados, jaja... volvemos a Tenor Fleta, que tiene el punto positivo de que conocemos la zona de sobra, porque tanto el Felfo como yo hemos vivido bien cerquita de aquí. La verdad es que, a lo tonto, he cambiado cuatro veces de casa en Zaragoza y siempre cambio dentro de la misma zona. De hecho, siempre es Tenor Fleta- Goya, más arriba o más abajo. Y es que uno se hace y luego cuesta mucho moverse de lo que conoce.

Todavía no nos hemos terminado de organizar, porque tenemos trabajo por delante... ¡Tenemos cuatro habitaciones para nosotros solitos! hemos pasado de estar justitos en poco espacio a tener una habitación para cada uno, para hacer nuestras cosas. La mía es una biblioteca y la de Marcos es un taller para pintar sus cosas y para jugar a rol y a juegos de mesa, tenemos aparte la habitación para dormir y la que sobra, yo la quería dejar vacía con una jaula de hámsters en el medio, por eso de tener un cuarto de los ratones en toda regla, pero la verdad es que nos venía estupendamente usarla de trastero y despensa.

Pos eso... abreviando... que estamos encantados.
Por lo demás... todo como siempre, con menos tiempo del que nos gustaría y a la vez aprovechando para hacer muchas cosas. Intensas estuvieron las Navidades, por una parte, por la urgencia de quedar con la gente que no es fácil ver durante el año... o durante los años (¡después de siete u ocho años volví a tomar un café con Alberto e Itziar! gracias al feisbúc he podido re-localizarlos, espero que ahora esto se repita muchas veces), por otra parte, no paramos de currar con los trajes de Nochevieja, que ya sabéis que en Pamplona es tradición (a los posibles visitantes cretinos aprendices de psicólogos, que sepan que no estamos perturbados ni tenemos complejo de inferioridad, de verdad, nos disfrazamos porque es divertido) (...). Entre medio, además, tuve que venir a Zaragoza para seguir con la mudanza, así que os podéis imaginar el agobio... y eso que tenemos que agradecer a Arencita la currada que se pegó con los trajes, porque si no hubiera pringado tanto ella, habría sido imposible salir de esta guisa:

Aunque Rous esté empeñada en que siempre vamos disfrazadas de lo mismo... la verdad es que las pintas que llevamos Arien y yo tienen poco que ver con las del año pasado. Salvo por el blanco de la cara y sólo en mi caso.

Ariencita interpretando la sombrilla mientras una irreconocible Nune exhibe sus pequeñas obras de arte.

Tratábamos de hacer el Kaya, pero lo que no se puede, no se puede. Eso sí, hicimos unas risas, que se lo pregunten a mi pobre tía, que nos sacaba las fotos con cara de desconcierto, jaja.

Argh, un mes después de haber escrito esta entrada me percato de que NADIE me ha avisado de que me dejé las recomendaciones. Coñe, que ya sé que no hacéis ni condenado caso, pero es tradición, jajajaja. Bueno, pues hace un mes no podía dejar de escuchar "Jesuschrist" de Hyde y el té más consumido en el elfo hogar fue el blanco con fresas. Hala.

11 commentaires:

Anonyme a dit…

Tal y como dije en el feisbúc ¡qué guapaaas!

Lissel

Arien Ancalimë a dit…

XDDD
quería morirme de cansancio, pero cómo molábamos :P con las sombrillas para que no nos diera el sol a las tres de la mañana XD

Eledhwen a dit…

Quiero afoto de la biblioteca, pero ya!

Azelaïs de Poitiers a dit…

Gracias, gracias, Liss, qué maja.

La verdad es que estábamos las tres petadas en Nochevieja, pero nos molamos y bastante rato, porque no es por nada, pero terminamos desayunando churros, jaja. Menos mal que no íbamos a durar nada... Eso sí... POR DIOS!!! este año preparamos el tema ya desde marzo.

Juaz, Eledhwen, que vaya a estar destinado a biblioteca no quiere decir que sea ya una biblioteca, ¡dame tiempo! de momento acabo de montar la última estantería que compramos en Ikea (con lo enganchada que estoy a montar muebles y va y se me acaban, brrrr)... ahora queda llenarla y arreglar esto un poquito. De todas formas será una mini-biblioteca, llámalo estudio si prefieres, jaja. Tiene tres estanterías, una mesita, silla y un par de cajoneras. En cuanto mejore el tema pondré un par de fotos.

Nienna a dit…

Me alegro de vuestro cambio de casa; espero que sea para bien,porque lo de los cuatro pisos sin ascensor no es moco pavo...

En Nochevieja ibais monísimas de la muerte;unos trajes muy bien hechos.Vaya cantazo que dariais con las sombrillas para protegerse del nocturno frío Iruñarra.
Por cierto, me ha encantado esto:(a los posibles visitantes cretinos aprendices de psicólogos, que sepan que no estamos perturbados ni tenemos complejo de inferioridad, de verdad, nos disfrazamos porque es divertido)

Muchos besotes!!!

Altáriel of Shalott a dit…

Tomatomatomatomatomatoma, que va feroz dicotomía (aunque muy feroz no es, todo sea dicho):

1.- Qué buenas estáis y

2.- Mola mucho lo de tu estancia-biblioteca, quiero verla xD.

Bardet a dit…

Bah, lo de la biblioteca es un plagio que se ha gestado en tu mente calenturienta de las conversaciones que hemos tenido :D

Por otra parte: si voy, dormiré con el hámster? tengo gaans de ver esa nueva casa, sobre todo teniendo en cuenta que esa calle ya la conocía y es donde estaba aquel bareto con un cartel de nombre impactante! Qué ponía? Mítico? Tabu? alguna chorrada de esas que me afectan xD
Bien, ves planeando algo para la semana del 20 al 26, porque es probable que Crunch McBhaal se persona en Zaragotham!

Lothi a dit…

Joer, lo de Shalott ya abunda. Hace unos años yo era la única reivindicando a Tennyson por estos lares. O tempora, o mores y esas cosas.

XDDD

Anyway, ya te dije que las fotos molaban todo. Deberíamos instaurar la tradición por estos lares, la verdad.

Y sí, a ver si vemos el estudio, el hámster y los cuatro pisos. Lo que me pregunto es... ¿también en esa calle huele el río a coles? XDDD

Azelaïs de Poitiers a dit…

Jaja, sí que es para bien, Nienna. En la otra casa andábamos muy justillos de espacio. Lo de tener una habitación para cada uno además del dormitorio y el salón ha mejorado mucho nuestra calidad de vida, jaja. Además, la casa es más bonita y sale mejor de precio. ¡No podemos pedir más!. Bueno, vale, un ascensor, pero no tiene pinta de que lo vayan a poner, jajaja. Reinaaa que tenemos que quedar algún día, ¡que lo estamos diciendo desde verano!

Altáriel, guapa, si la quieres ver, tendrás que venir e instalarte, jaja. Ya sabes que tienes chambre reservé cuando te de la gana, jajaja.

Y a tí lo mismo te digo, Bardete. Dices la semana del 20 al 26 de febrero ¿norl? pues hala, será usted acogido con honores, jaja. Eso sí, no a qué conversaciones calenturientas se refiere el caballero, no estará insinuando que tengo yo conversaciones subidas de tono con usted u otros caballeros, válgame el cielo, jaja.
A todo esto... no tenemos hámster; lo de la habitación de los ratones no prosperó. Te pondremos una cama en la biblioteca, si te parece bien, jeje.

Lothi, lo mismo te digo. Qué coñe, si estáis todos invitados cuando queráis y lo sabéis de sobra. Eso sí, si venís todos a la vez alguno tendrá que dormir en el suelo, jajaja. Y sí, la calle sigue oliendo a col. Toda Zaragoza huele a coles, es lo que tiene, brrrr.

Anonyme a dit…

Actualiza, pardiez! Ande están esas foticos de la biblioteca? juasjuas

Azelaïs de Poitiers a dit…

Jajaja que soy un pelín vaga, no sé si se nota. La biblioteca todavía hay que rellenarla como se merece... ainsfl.

Por cierto ¿quién eres? jurl