samedi, avril 12, 2008

Doze de avril de mildoscientos vint e dos: "Versailles"

Sabíamos que venían "Versailles" y no teníamos nada claro si ir o no. La entrada era más cara de lo que suelen ser estas cosas (claro, en esos tiempos no valorábamos el hecho de que ver a Matenrou Opera en el mismo viaje tuviera interés) y encima era un martes y en Barcelona... Para colmo de males, a nosotras lo que nos gustaba es "Hizaki Grace Project", no "Versailles". ¿Qué tienen que ver? Pues muy fácil: los dos guitarras y el bajo, que son los mismos, jeje. La diferecia es que en "Versailles" el cantante tiene mucha parte a la hora de hacer canciones mientras que en "Hizaki Grace Project" el compositor es obviamente Hizaki, jeje, uno de los guitarras. En general, la música de Hizaki nos gusta más, aunque desde el concierto lo estamos poniendo un poco en duda.

El caso es que Arien y yo empezamos a picarnos. Vale que no fuera el grupo que más nos gustaba, pero a sab
er cuándo íbamos a poder ver "Hizaki Grace Project", cuando para colmo de males, el cantante, Juka, está retirado temporalmente y a saber hasta cuándo. Vamos, que venían desde Japón y a saber cuándo íbamos a tener la oportunidad de verlos otra vez. Así que entre un pique y otro, el lunes descubrimos para nuestro regocijo que quedaban entradas, así que las compramos. Entradas y billetes de bus (a Ariencita los del avión se le habían multiplicado un poco de precio... la buena fue que el bus pasaba por Zaragoza y pudimos ir juntas).


Ese mismo lunes me enteré de que unas horas antes del concierto hacían sesión de firmas y no íbamos mal de tiempo para llegar. Con otro grupo cualquiera nos habría dado igual que nos firmaran o no, pero en este caso concreto nos intrigaba lo nuestro verlos de cerca, a ver si son de verdad u hologramas. Para que os hagáis una idea de nuestras intrigas... ahí tenéis las fotos. TODOS ellos son hombres. Queríamos comprobar si los que van de mujeres lo siguen pareciendo de cerca. Para nuestra desgracia, sí. Hizaki es una mujer y encima preciosa. Eso sí, con voz de señor, como demostró cuando nos dijo tranquilamente "holaaaa". Nos quisimos morir un poco a raíz de todo esto. No somos nada, jajaja.

Todas queremos ser Hizaki de mayores

Finalizado el tema, con nuestras fotos firmadas, nos fuimos a tomar un café y flipar un poco. Y es que todos son exactamente iguales vistos de cerca que en las fotos perfectamente trucables con photoshop excepto... el cantante, Kamijo. Para desgracia de la horda de fans que tiene el tipo (a las que no pareció importar mucho el cambio), visto de cerca no parece ni primo del señor vampiro de las fotos, jajaja.

Lo dicho, creed lo que queráis, pero este señor no se parece en nada a Kamijo. Una lástima, por cierto. Eso sí, el Kamijo de verdad es un señor jefe y nosotras ya somos fans devotas.

Lo bueno de ver un concierto de estas características es que no hay que hacer cola ni nada parecido para llegar a coger un buen sitio. Había gente que estaba ahí desde las siete de la mañana, según nos dijo la señora de la cafetería. Nosotras fuimos a las siete de la tarde, conseguimos nuestras firmas, nos fuimos a tomar un café y volvimos para cuando abrieran las puertas. Poca gente vino detrás de nosotras y en el concierto nos pusimos donde quisimos estar.

Una vez dentro, en pocos minutos salieron los teloneros "Matenrou Opera", grupo promocionado por Kamijo que no nos causaba el menor interés. Arien había visto vídeos suyos bastante lamentables por internet y yo no tuve ni siquiera interés por verlos, jaja. El caso es que oh, sopresa. O los vídeos no les hacen justicia o han mejorado mucho (a fin de cuentas, son jovencitos), pero en dos minutos estábamos todo el mundo como locos. Tanto, que aunque la inmensa mayoría habíamos ido por Versailles, no nos cansamos de aplaudir hasta conseguir un bis. Eso sí, los mozos no tenían más repertorio que el que ya habían to
cado, así que nada, repitieron la primera canción "Honey Dropp" y tan contentos. Ellos y nosotros, por cierto, porque la canción es chulísima y el resto del día no paré de bajar cosas suyas hasta localizarla. De lo demás, tienen cosas mejores y peores, pero prometen bastante.

Entonces llegó el "momento Versailles". Aparecieron molándose como sólo ellos saben y pueden y tardamos como dos segundos en hacernos absolutos devotos de ellos (joer, si hubieran venido como "Hizaki... " qué habría sido de nosotras, jaja. Los tipos son impresionantes en directo y sorprendentemente, canciones que no nos habían llamado especialmente la atención, se convirtieron en lo mejor que habíamos oído en años. A esto, sin duda, ayuda el buen hacer de estas gentes. En primer lugar porque son muy buenos músicos, en segundo, por su forma de interactuar y mover al público. Impresionante.

Con Hizaki o Teru se rompió el hielo en cuanto aparecieron por el escenario. El uno porque no puede desprender más carisma y el otro porque no puede ser más majo. Lo que hizo Kamijo merece tema aparte. Apareció quizá molándose demasiado. Le va mucho el rollo vampiro, así que se dedicó a hacer como que chupaba la sangre de sus compis ("qu
e nos los rompeeee" llegamos a decir) e ir de estupendo. El caso es que de primeras no nos gustó ni a Arien ni a mí demasiado el estilo, pero el muy capullo supo adaptarse al público. Las gentes empezaron a tirarle rosas y él empezó a hacer cosas... cuando menos curiosas ("Kamijo come floreeeees"), generalmente relacionadas con destrozar rosas y tirar pétalos por todo. Aunque no lo creáis, consiguió que eso molara y mucho. Luego ya dejó completamente el rollo de "me estoy molando" y pasó a ser el tipo más majo del mundo. Puede que en Japón triunfe mucho ese estilo o que creyera que era lo que se vendía aquí, pero nada, en poco tiempo vio que si cambiaba de actitud le funcionaría mucho mejor y no se equivocó (y eso que insisto, sus fans de las primeras filas aceptaban que no fuera nada agraciado, que se molara y lo que hiciera falta). Empezó a interactuar muchísimo con el público (y eso que no habla otra cosa que japonés y cuatro palabras de un inglés muyyy malo) y con sus compañeros. En poco rato hacíamos lo que él nos dijera, nos reíamos de coñas que hacía en japonés y que misteriosamente conseguía que entendiéramos (todo sea dicho, tener a Arien al lado, ayuda un rato, jaja, pero mucha gente no tenía Árienes a su lado y se lo pasó en grande con los comentarios del mozo) y todos estábamos convencidos de que era nuestro ídolo supremo, jaja. A riesgo de que alguna fan suya me lea, diré que como cantante me parece bastante del montón, pero a carisma pocos lo superan.

El momento cumbre de devoción por Kamijo debió de ser cuando cantó una canción de su grupo anterior, "Lareine" y le entró la llorera. Claro, todo el mundo conmovido. Y eso que al principio pensábamos que eran efectos del Kabuki, sin más, jajaja.

Desde luego, puestos a molar, no hay quien les gane ¿eh?

El concierto tuvo muchos buenos momentos más. Yuki hizo el primer solo de batería que veo en mi vida y no me parece un coñazo y yo fui la persona más feliz de la sala (que venga alguien a discutírmelo si no) cuando Hizaki, Teru y Jasmine You (alias "la cortesana") (qué pasa, no siempre nos supimos sus nombres y les poníamos mote a todos), tocaron una canción instrumental de "Hizaki Grace Project" que además me encanta: "Réquiem". Lagrimitas. Sigh.
En fin, los tipos majísimos. Teru, Hizaki, Jasmine y Kamijo se tiraron medio concierto en primera fila para que todo el mundo les pudiera echar la mano encima (un desgraciado incluso estuvo tirando de la mano de Teru mientras el pobre hombre tocaba, qué cruz) y Yuki no lo hizo porque no podía traerse la batería, jajaja.

Tuvimos suerte además porque era el último concierto de la gira y coincidía con el cumpleaños de Teru (el denominado "la guitarrista fea", pobrete, que es más majo que otra cosa), así que además estaban especialmente animados, los mozos. Sacaron una tarta para Teru y aparecieron de nuevo los Matenrou Opera para unirse al fiestorro. Hizaki incluso repartió chocolate de la tarta entre las primeras filas.
Después hicieron bises y no les dejábamos que se fueran, jaja. Y tampoco parecía que ellos tuvieran muchas ganas. En un momento dado Kamijo debió de decir "a ver, majos, que esta ya es la última, que nos tenemos que ir a Japón" y como lo dijo en japonés, la gente gritó encantada "bieeeeeen" jajaja. Tuvo que decir "this is the last song" para que nos quedara bien clarito que se iban, jajaja. La última fue la canción principal de su último disco, "The ravenant choir", que dura como unos ocho minutos, así que dentro de lo malo, cuando la empezaron, sabíamos que quedaba un ratillo, jajaja.

En fin, luego hubo muchos aplausos y gran frustración. Aunque la gente estaba tan emocionada que fue genial estar ahí. A destacar además el ambiente que había entre la gente, el mejor que he visto en mi breve experiencia conciertera (junto con el del concierto de Iron Maiden, pero coñe, eso eran 18000 personas y es otro rollo... ahí estábamos como 300). La gente tenía en general unas ganas locas de hablar con el de al lado. Haciendo cola hicimos amistad con unos tipos de Cantabria, con los que estuvimos el resto de la noche y después del concierto con unas mozas de Madrid y Granada. Con todos ellos además seguimos en contacto vía messenger y myspace. Una gozada.

Terminado el concierto, nadie se quería ir, así que todo el mundo recogió sus cosas y se plantó en el suelo, en la puerta de la sala. Ya que estábamos ahí y no teníamos grandes planes para pasar la noche, nos quedamos hasta que salieron ellos. También una gozada. Como ya imaginábamos, se nos prohibió sacar fotos (los japoneses llevan unos contratos de exclusividad muy chungos), pero la verdad es que nadie intentó hacer ninguna barbarie. Total, todo el mundo los había toquiteado en el concierto... jajaja. Así que nada, también fue chulo, porque cuando salieron, la gente no les gritó nada, ni intentaron conseguir firmas, ni fotos, ni nada. Sencillamente todos aplaudimos en silencio. Del resto de la noche y cómo sobrevivimos hasta las siete de la mañana se podría contar mucho acerca de camareros pirados, cuervos sobre pivotes u hoteles de mala muerte, pero eso es otra historia y tendrá que ser contada en otra ocasión. Sí os revelaré algunas de las grandes verdades que nos fueron reveladas y los grandes temas que se plantearon:

- El batería de Matenrou Opera es un orco-guerrero-saiyan y no sé cuántas cosas más
-

- Este grupo no suena mal, pero son como muy típicos. Uhmm... bien pensado, que esto nos suene muy típico no debe decir nada en favor de nuestra salud mental.

- "El guitarra de Matenrou no está nada mal"

- "A mí no me gusta nada"

- "Es porque está maquillado demasiado femeninamente y tiene mucha cara de tío"
-"Pues vas a tener razón, sí que tiene cara de tío. Pero bah, tampoco me gusta. Tiene una cara demasiado masculina para mis perversos gustos" (después de esta declaración supuse que los de al lado debieron pensar que estaba locamente enamorada de Hizaki, jajjaa)

- "Es difícil encontrar una púa entre pétalos de rosa"

- "Jurl, eso te ha quedado como gótico-romántico-decimonónico, tía"


Había más, pero no me acuerdo ahora mismo. Ariencitaaaaa, aportaaaa.
En fin... recomendando una cervecita con limón y claro, algo de Versailles. Me cuesta elegir una canción, porque la verdad es que ya nos demostraron que no hacen música para escuchar "de pasada", como supongo que debimos de hacer, para deducir que nos gustaban pero no nos tirábamos de los pelos (y eso que prácticamente conocíamos todo lo que tocaron). En fin, os dejo "The red carpet day", que es una de las que me gustaron desde el principio. Disfrútenla ustedes y si no les gusta... den más oportunidades a la canción y al grupo. De verdad que lo merecen.

4 commentaires:

Altáriel a dit…

¡Qué suerte macha!

Con lo femeninas y sexies que son todas ellas.

Joe, la música está genial. En cuanto me reconcilie con mi emule dejo youtube y me pongo a bajar como gata en celo xDDD.

Muak!!

Arien Ancalimë a dit…

jajajaja una nueva degenerada ;P me he reído un montón leyendo la crónica, estamos mal mal eh? XD pero cómo molan todos ellos! Yo ya soy devota de Matenrou Opera, y me parecían malos!!! NYAAAA!!!! mejor ni hablemos de Kamijo, Hizaki, Jasmine You, Teru... ejem ejem, mejor ni empiezo que luego se me llena de babas el teclado XD

Besotes mil!!

Azelaïs de Poitiers a dit…

Jajajaa, pues ríete, ríete, Altáriel, que hemos visto un vídeo de ellos sin maquear y a lo mejor Hizaki tampoco está nada mal de tío (lo sabremos cuando compremos el DVD y lo veamos con resolución normal). Menudo trauma, jajaja.

Ya ves, Arien, tenemos a otra para el próximo concierto. Al final vamos a ser legión. Y la buena es que por lo visto los de Versailles han dicho que el concierto que más les ha gustado de la gira ha sido el de Barcelona. Si ya decimos nosotras que había un ambiente fuera de lo normal... En fin, que digo yo que si les gustó tanto, tendrán plan de volver y tendremos que estar ahí. Ña!

Desde luego, son los amos de la barraca. Lo único que a ver si la próxima vez se pueden traer ya a Juka (¡Juka vive, la lucha sigue!), que tiene que resurgir de sus cenizas. Jurl... y si resurge... ¿esta vez de qué color se teñirá el pelo? Después de Daniel no hay más trama en Sandman. Qué yuyu. Tendrá que hablarlo urgentemente con Gaiman.

La verdad es que poco a poco están viniendo más grupos japoneses a nuestro país. Buenas noticias ahora que acabamos de aficionarnos al género, jaja. Y encima estamos teniendo la potra de que conforme nos gusta un grupo, tarááá se presenta. Porque si en los tiempos en que fuimos a ver a Moi Dix Mois hubieran venido Versailles, ni se nos habría pasado por la cabeza ir a verlos. A este paso tenemos un par de meses para que nos guste Miyavi, que es el próximo que viene, jajaja. (La verdad es que a este sí que no llevo plan de ir... tiene su gracia, pero si no me descargo sus canciones, como para ir a Barcelona a gastarme el capital que vale la entrada, ufff).

Eeeeen fin. Yo aquí sigo indagando y eso que indagar, a veces te lleva por senderos tenebrosos (¡¡¡Kamijo tiene un pasado!!! y no fue bueno precisamente... creo que voy a tener pesadillas con "Metamorphose" de Lareine), pero a veces se encuentran cosas más que interesantes. Ya intercambiaremos información, jaja.

Eowyn Zirbêth a dit…

OFF-TOPPIC total:
Aún no me he leído el post, pero tienes que venir a mi blog a ver la la pequeña Drunna. ¡Te va a encantar!
Luego leo, de verdad...