vendredi, février 02, 2007

Dos de febrero de mildoszientosveinteyuno: Isabel y el informe Pisa

A Isabel la mandaron sus padres a estudiar a Estados Unidos el curso antes de la selectividad. Resultó que la tuvieron que traer de vuelta a Zaragoza porque aunque la niña tenía un programa de estudios diferente en EEUU no había una selectividad adaptada para ella. Qué contrariedad. Mira que no haber una selectividad especial para alguien que no estudiara durante un año lengua castellana, historia (más allá de la guerra de secesión y los presidentes de Estados Unidos, claro) o filosofía (los yankis no estudian de eso, no vaya a ser que les de por pensar).... El caso es que los papis querían mandarla un año a EEUU, pero querían que estudiara la carrera en España, así que no quedaron otras narices que traerla de vuelta (también intentaron que se estudiara allí las asignaturas extras que aquí no tiene, pero resultó imposible).

Una vez aquí, a mitad de curso, ha sido necesario contratar a una profesora particular (o sea, yo) que tiene que dar a la niña clases de absolutamente todo: filosofía, lengua, literatura, historia del arte, historia y algo de dibujo artístico. Supondréis que una niña cuyos padres han decidido enviarla fuera a estudiar tendrá una media bastante maja en bachiller y será bastante autosuficiente. Nada más lejos de la realidad. La chica no tiene idea de nada. Es vaga y no tiene ni idea de cómo estudiar.

La gran pregunta es cómo ha llegado hasta 2º de Bachiller con un nivel tan impresionantemente bajo. La chica no tiene idea de cosas como hacer un resumen (cuando le manden una recensión se morirá) o un esquema. No se entera de la mitad de lo que lee porque tiene carencias graves de vocabulario y además no le gusta leer. Bien, a una persona como esta ¿cómo se le puede enseñar filosofía? Es que ya le he dado clases sobre Platón, Aristóteles y Santo Tomás y no se entera de nada. Y eso que se lo tengo que reducir a su lenguaje y explicarle qué son cosas como "jerarquía". Que vale, no es una palabra que se use en el diccionario, pero hablamos de una chica que está en el curso previo a la universidad, así va el patio.

Hace nada leí un reportaje sobre cómo España fracasa una y otra vez en el informe Pisa. Cómo no va a fracasar. Venía también un estudio sobre cómo funciona la educación en los países que aprueban con gloria el informe y claro, la situación es completamente inversa. Primero y por encima de todas las cosas porque los alumnos quieren estudiar. Quieren aprender, mejor dicho. Se sienten cómodos, nadie se ríe del vecino porque quiere atender en clase y es normal quedarse en la biblioteca estudiando o leyendo. Porque ahí leen. Y les gusta.

¿Por qué esos chicos tienen interés en aprender y los nuestros no? Las razones, como no podía ser menos son múltiples. Pero sin lugar a dudas el punto de partida está en casa. Los padres (que por otra parte tienen jornadas laborales mucho más benévolas) inculcan a sus hijos el amor por el estudio, se interesan por sus avances, tienen contacto directo con sus profesores (de hecho una parte importante del trabajo de los profesores es escribir diariamente a padres de alumnos para comentar sugerencias, formas de superar problemas, etc) y apoyan a los hijos. Aquí la mayoría de los padres dejan a los niños en el cole como quien los deja en el chiqui park. A ver si le cuidan al chaval. No sólo no les importa que el niño aprenda o no, sino que para ellos (para muchos, muchos padres, cada día más) prima por encima de todas las cosas que el chaval esté contento al precio que sea. Nada de suspenderle ni nada. Y "usted no es nadie para gritar a mi chico ni para castigarle". El profesor está privado de toda forma de autoridad por culpa de los padres y ante esta situación el niño se crece. Como nadie le ha inculcado ningún interés por el estudio y tiene que estar un montón de horas ahí dentro, pues hala, se divierte tocando las narices al vecino o al propio profesor. Total...

No sólo los padres tienen la culpa, claro que no. La verdad es que la educación atraviesa un mal momento en España. No recuerdo el número de veces que se ha cambiado el plan de estudios en pocos años en este país. Por no hablar de los pequeños cambios que hay de un curso para otro (este año ya no damos "Historia Contemporánea de España" en 2º de Bachiller, ahora damos Contemporánea Europea. Hala. Los profesores se vuelven locos adaptándose a unos planes o a otros y curiosamente, los libros cada vez tienen más fotos y menos letra. Y por si alguien tiene ganas de datos de politiqueo, doy fe de que el PSOE engordó bastante los libros que había con el PP. Y no lo digo porque no soporte al PP, que también, sino porque en el cambio de gobierno coincidió con que estuve trabajando en una editorial y el cambio fue sustancioso. Lamentablemente esos datos no salen tanto a la luz como el careto de Rajoy y su horrible ceceo acusando a Zapatero de un montón de imbecilidades (con lo fácil que es acusar al contrincante de cosas verídicas).

Dejando de un lado a Rajoy y otros engendros y volviendo a la situación escolar... ¿no es lamentable que se haya llegado a esta situación? ¿Cómo enderezar algo que cada vez se pone en peor situación? Recuerdo que cuando yo me fui de Erasmus teníamos la gloria de comprobar que la educación estaba en España mejor que en muchos otros sitios en Europa. Tenía carencias y mucho que aprender de cosas que se hacían en otros países y por supuesto los nórdicos siempre han estado muy por delante, pero teníamos puntos fuertes y aspectos educativos que estaban muy por encima de otros estudiantes con los que compartí largas conversaciones sobre esta cuestión. Lamentablemente esa situación ha ido cayendo poco a poco y ahora, según nuevamente el dichoso estudio Pisa, somos uno de los países con peor nivel educativo en Europa. A este paso, nos vamos a terminar por equiparar a los yanquis, como quería el del bigote.

Mientras, padres ocupados hiperforrados como el de Isabel, chantajean a sus hijos con 500 euros a cambio de leer Harry Potter en inglés (fliparéis más cuando sepáis que la niña no lo hizo porque le parecía un coñazo). Muy educativo, sí señor, deberían adoptarlo en las escuelas. El plan de educación merece una revisión urgente, pero los padres... necesitan un curso especial urgente.


Ainssss estoy espesa aunque indignada, así que os dejo en favor de los brazos de lord Morpheus. Recomendando... "Last drop falls" de Sonata Arctica. La de tiempo que hacía que no la escuchaba. Y de beber lo que sea que tengo mucha sed. Coca cola light estaría bien. Dije que la dejaría y en serio que lo he hecho. Pero qué queréis, estoy en Pamplona y mis padres la siguen comprando. Pero juro que ya no tengo una botella de dos litros caliente permanentemente debajo de la cama, jajaja.

9 commentaires:

Ukyo a dit…

XD

Ukyo a dit…

..Sólo señalo una cosa.

..Creo que por fin has dado en el clavo con el problema de los (ooooooh) sistemas educativos de este nuestro país. La gente no quiere estudiar. De nada sirve que endurezcan las cosas: el objetivo de la educación no es que la gente sepa "cosas" (que por otro lado no está mal), si no que la gente aprenda a querer aprender.

..Por eso me patea un poco que digáis que los programas son una mierda. Los programas no son una mierda: los chavales son una mierda, o los profesores son una mierda, o los padres son una mierda. Pero los programas son sólo programas, joder.

Azelaïs de Poitiers a dit…

Ainsss ¿y cuando te digo que hacen filosofía sin tocar un miserable texto o literatura sin leer más que dos libros en todo el curso te parece normal? Los planes de estudios no van muy bien y desgraciadamente dependen demasiado de los partidos políticos.

Los niños, efectivamente, no quieren estudiar. No quieren trabajar. No quieren hacer nada. Isabel es la tía más desmotivada del mundo ¡¡¡con 17 años!!! No tiene ninguna meta a la vista porque el mundo se le hace grande. Todo le parece muy difícil y quiere volver a tener 10 años.

Los criajos están desmotivados y sus padres no tienen tiempo para estar con ellos, ni para motivarles, ni para nada constructivo. Para que los motiven los llevan al cole, donde el profesor se las compone con treinta críos desmotivados. Y las culpas son suyas, claro.

La situación es muy mala y arreglarla se presenta difícil cuando no hay por dónde echar mano. Lo perfecto sería un diálogo entre profesores y padres de alumnos desde el inicio de la vida escolar del crío. Y de paso, un curso intensivo de "cómo apoyar a tu hijo en su vida escolar". Pero para eso, hace falta que los profesores estén motivados y los padres tengan realmente interés por implicarse. Y sinceramente... de momento no parece ser viable.

Arien Ancalimë a dit…

¡Qué razón tienes Azelaïs! Completamente de acuerdo, asi es como están las cosas, tristemente.

Selerkála, a dit…

Por eso los frikis dominaremos el mundo, jajaja!
Al menos a nosotros nos gusta leer, y eso amigos mios, es un graaan punto a favor!!

Ahora en serio...tienes razón, a los chavales no les apetece nada que les manden aprender. Lo sé tan de cerca como tú, por mis sobrinos mayores.
Y sigo pensando que una de las claves para que se interesen un poco por el estudio en general, es que les inculquen el amor por la lectura desde pequeños, porque si de entrada no te gusta leer, ¿como leches vas a estudiar?
Pero claro, si ya de entrada a un niño no le va mucho eso de coger y leerse un libro, si encima le obligas a leer un bodrio de los que suelen mandarles en clase ( al menos a mis sobrinos...) asi no conseguiras engancharlos a la lectura ni de coña. Joer, mándales un libro que los entusiasme, una historia que les llegue, y una vez que se aficionen a eso de tener entre las manos un universo dentro de un libro, pues ¡mándales lo que quieras!
Ains..Ya me estoy rayando...
Ea, lo dicho...
¡dominaremos el mundoooo!

Amandil a dit…

Yo no estoy de acuerdo del todo con Azelaïs.

Señalas muy bien la falta de "motivación" en las tres partes en litigio: alumnos, padres y profesores.

Tolkien dio en el clavo ya en los años setenta cuando, hablando de las reformas escolares en el Reino Unido, señaló que a la hora de componer los nuevos programas "sobraban pedagogos y faltaban profesores".

Esto lo vi una vez claramente en una conversación que sostuve hace ya diez años con un profesor de instituto. Me explicaba este caballero que con la LOGSE se pretendía no que el alumno "aprendiera obligatoriamente" sino que aprendiera "de motu propio" haciéndole interesantes los temas.

La idea, que requiere de profesores preparados y capaces, exige buenos medios por parte de las escuelas pero también y sobretodo alumnos motivados y dispuestos.

Y ahí falla el tema. Todos... perdón, la gran mayoría de los que hemos pasado por el colegio, hemos escurrido el bulto lo más posible. Si el sistema facilitaba el escaqueo se aprovechaba. No lo olvidemos: un chaval de entre 10 y 16 años no suele tener entre sus prioridades estudiar. Hay que "incitarle" a ello:

Antes mediante la obligatoriedad y la exigencia.

Ahora mediante la igualación por lo bajo. Que pasen todos para que no se frustren los peores.

Eowyn Zirbêth a dit…

Para un crío que pasa los diez años, que empieza a poder salir solo a la calle y relacionarse con el mundo y sus habitantes sin la supervisión constante de un adulto, la vida siempre resulta mucho más interesante que los libros. Y es entonces cuando el motivar en el gusto por la lectura y por aprender se hace tan necesario como respirar. Pero motivar es algo muy difícil, quizás lo más difícil de todo. Y cuando un maestro se encuentra con 30 niños desmotivados, la verdad es que lo tiene complicadísimo. Por eso, los programas han de fijarse en este aspecto mucho, y un buen programa es tan importante como un buen profesor.

Pero yo incidiría en el importantísimo e insistituíble papel de los padres en eso de motivar y enseñar el gusto por la lectura. Los niños copian como locos a sus padres durante los primeros años de vida. Si el crío ve a sus padres leyendo de manera habitual, es muy posible que por imitación quiera leer y le coja el gusto con facilidad si los padres le proporcionan lecturas estimulantes. Tal vez en la adolescencia se pierdan en sus amigos, en salir mucho, y demás. Pero quien de niño amó la lectura tarde o temprano vuelve a ella, si es que la abandona alguna vez.

Muchos de los problemas de aprendizaje están directamente relacionados con las dificultades para la lectura. La lectura es, pues, la base del aprendizaje posterior. Nosotros, en la STE, a través de los smiales, ya aportamos nuestro granito de arena al llevar la lectura a quienes nos rodean. Ya es algo, ¿no?
Pero el problema es muy grave, y no sólo por la motivación. Hay que exigir a los niños mucho más de lo que los actuales planes de estudio y educación paternal hacen. Límites y metas puestas por los padres, exigir que cumplan con ciertas tareas y apoyarles en todo momento, premiando los esfuerzos de manera afectiva y efectiva, y censurando las transgresiones cuando sea necesario. Pero para hacer todo eso, los padres deberían poder pasar más rato con sus hijos. Y eso, a día de hoy, es imposible. Además, los planes de estudio son cada vez de inferior calidad, y yo lo siento si suena pelín paranoico, pero me da en la nariz que es voluntad de los que manejan los hilos el que seamos cada vez más masa manejable inculta. Vamos para atrás como los cangrejos.

keleb-dûr a dit…

Coñe! na más leer el título pensé que ibas a hablar de Christine de Pisan!!! XDDDDD Esto de documentarse para las recreaciones es lo que tiene

¿Y no te pagan un plus de peligrosidad o un seguro de responsabilidad civil o algo por ese curro? digo....por daños cerebrales, o a la autoestima, o a la pérdida de fe en el futuro (esos pagarán nuestras jubilaciones (ay! espera, que me da la risa tonta, jubilaciones X_______DDDDD)ya está)..o algo


Mi hermano era el típico caso de chaval sanote pero "hiperactivo" (travieso, se decía antes)que no leía ni a tiros. Pero creció viéndonos a mi madre y a mi leer como posesas y yo casi le metía los libros por la cabeza.....ahora el tío se trata de tú con Bukowski, Faulkner, Thomas Mann o Calvino. Me gusta pensar que mi influencia tuvo algo que ver. Joder! si hasta he logrado que mi padre lea a Tolkien, Asimov y Truman Capote!!!

Dedicación y tiempo, eso necesita un crío...nadie seremos perfectos como padres pero hay que tener clarito que como más se aprende es imitando. El otro día fui a ver a una paciente a su casa. Había dos criajos de 7 y 9 años que eran sus nietos (los padres no estaban en ese momento). Dios! hubiera firmado en el acto para tener dos así. Qué madurez y responsabilidad!! Y qué educación. Mucha más que la mayoría de adultos que atiendo en la consulta.

Luego fui a otra casa: la madre tirada en el sofá, los niños descalzos por la casa (suelo de gress y sucio, invierno), uno tirado en el sofá con la play (que no se molestó en apagar ni bajar el volumen), unas 20 jaulas con pájaros en el "salón" (viva la psitacosis!!!)....en fin, que a veces, y salvo excepciones, está claro qué adultos serán. Lo peor es que luego, los más maleducados, zafios, groseros y carentes de dignidad se meten en Gran Hermano y a forrarse!!! A mí el cuento de la cigarra y la hormiga, me da que me lo contaron mal,.... tchs!!!

Azelaïs de Poitiers a dit…

Hombre, desde luego mamarlo en casa hace mucho. Pero lo dicho, los padres necesitan preparación intensiva. ¿A quién se le ocurre premiar al chaval con 500 euros por leer un libro? qué poca cabeza. Y cómo le sobra el dinero al personal, por cierto. Me hace pensar que les cobro muy poco, jajajaja. Y más por lo que hago, casi nada! jajaja