vendredi, mars 07, 2008

Siete de mardi de mildoscientos vint i dos: "Objeción de conciencia"

Supongo que ya os habréis enterado del caso de la madre que decidió objetar "de conciencia" con la asignatura famosa de "Educación para la Ciudadanía" y un tribunal le ha dado la razón (aunque el caso está recurrido y ya veremos qué pasa). Bueno, y ahí está Esperanza Aguirre (la Caponata), alentando a faltar a clase y objetar contra la asignatura.

En fin... ayer salió la "heroína" de la objeción en La Mirada Crítica y la estuvieron entrevistando. Impresionada me hallo con los motivos que dio la mujer. Ante la pregunta de "¿cuándo pensó que la asignatura atentaba contra la moral del niño?" la mujer dijo "cuando le pusieron la asignatura no nos pareció mal, pero claro, luego vimos la nota de la coferencia episcopal y no queremos que el niño curse una asignatura que está en contra de la Iglesia". ¿Os podéis creer que la tía no se ha molestado en leer el libro? ¿Lo habéis hecho vosotros? Yo personalmente sí que me he mirado los contenidos de la asignatura y me parece pasmoso que suscite tanta polémica. A fin de cuentas es una asignatura principalmente de ética. Se habla de tolerancia, de los derechos humanos, del código civil e incluso de la declararación de la renta. Personalmente, me preocupa y mucho, que la Iglesia considere dañino que se estudien estos conceptos, que no valores, en el instituto. Y por otra parte, me parto de la risa cuando precisamente los sectores más alarmistas de la sociedad no paran de dar voces sobre violencia en las aulas, son los que se están quejando también de la "imposición" de esta asignatura. Asignatura que, por cierto, está asesorada por la Unesco, de la misma manera que las asignaturas similares que se están estudiando en toda Europa sin que a los sectores locales de la Iglesia les moleste lo más mínimo. Posiblemente hasta les parece estupendo (como a algunos obispos españoles que han manifestado que la asignatura no atenta en absoluto contra la moral).

En cualquier caso, vergüenza me produce que un tribunal apoye la decisión de esta madre. Con este precedente, no veo qué problema hay en que otras madres consideren completamente inmoral que en Filosofía se estudie la obra de Nietzsche o la de Marx, que en Historia se estudien las causas de las guerras o que en literatura se estudie la obra de poetas homosexuales. Qué vergüenza, leer en clase "Si el hombre pudiera decir", de Cernuda.

Pues eso, que cada cual piense lo que le parezca. Recomendando... "Angeles" de Elliott Smith y un ruso blanco. Si no es inmoral, claro, jaja.

5 commentaires:

Ukyo a dit…

..Bueno. Sobre la decisión del juez de turno sí que opinaría algo: sus motivos tendrá, y probablemente tengan algo que ver con «eso» de la ley. Quizá sea posible objetar «contra» las matemáticas o Nietzsche, y a fin de cuentas es difícil legitimar al autoridad educativa del estado.

..En realidad siempre he creido que la formación intelectual es algo demasiado personal. La verdadera función del colegio no es enseñar a nadie qué opinaba Santo Tomás sobre el pirulo de los arcángeles, si no adiestrar en los aspectos más fundamentales de la convivencia y el civismo.

..Me parece genial que en una asignatura se hable de la declaración o que se explique el deber cívico de respetar la homosexualidad. En fin, hay cosas que, más allá del pecado o la virtud, son sustancia de sociedad y formar parte de esta pasa por asumir aquellas. Te gusten o no.

..En realidad no es lícito que cada cual elija qué moral respetar. Vivimos en sociedad, y todo eso.

..Haga en su intimidad lo que le pete. Róbese a si mismo o destruya su propiedad privada... pero en la vida social se respeta la propiedad pública y se trata a un homosexual como igual.

Nienna a dit…

La Santa Iglesia siempre tocando los huevos,sobre todo en la nuestra madre patria.Metiéndose ande no debe,que lo suyo es dar hostias consagradas,no opinar de política;vamos,creo yo...
Seamos mejores personas,y que cada cual crea en el Dios que le de la real gana...
Por cierto,Marcos ayer se me pasó:!felicidades atrasadas,y por muchos más!!
Saludetes!

Lothi a dit…

La Santa Sede, que es un país en toda regla, aún no ha firmado la Convención de los Derechos Humanos, así que no me sorprende mucho que la Conferencia Episcopal (es curioso, ¿no se les puede calificar de "traidores al Estado" al andar siguiendo la agenda de una "potencia extranjera"? XDDD) considere que la asignatura es perniciosa. Además de la Unesco, les ha asesorado gente tan cochina como Amnistía Internacional, normal que pongan el grito en el cielo.

Tampoco me sorprende que la mamá de la historia haga gala de tanto pensamiento crítico, es lo que tienen los extremistas.

¿Los motivos del juez? Es hijo de uno de los que públicamente se ha opuesto al asunto y han estado mareando la perdiz, y, en lugar de inhibirse (que es lo sensato), juzga el tema. Curiosamente en Aragón (creo) se falló lo contrario. Ahora está recurrido, a ver que pasa.

Jo, Ukyo, qué cosa más fuerte has dicho. Los gays son personas... XDDD

Eowyn Zirbêth a dit…

Yo más que objetores de conciencia, los llamarían prestadores de conciencia: dejan su conciencia, es decir, el desarrollo del sentido de la responsabilidad de las propias elecciones y actos en manos de una institución político económica de gran prestigio, a cambio de "borrón y cuenta nueva" los domingos.

Vale, vale, estoy en plan radical: pero es que me jode mucho que la mayor parte de esos que se suman al griterío contra la asignatura (yo también he leído el programa de algún curso) de educación para la ciudadanía son o confiados creyentes de los que se tragan sin crítica que la Iglesia es bueníiisima, o de los que son unos hijoputas redomados para quienes la religión no es más que otro medio para enriquecerse, que les facilita la vida, ritual social de prestigio, etc.

Formación ética y de convivencia, por favor. Ya está bien de golpes de pecho en el confesionario y luego seguir siendo unos cabrones en cuanto pisan la calle.

¡República, laicismo, federalismo!
Aish, aish, que me envalo XDDDD

Altáriel a dit…

Pon algo de la mereth, hombre ya xDDD.